SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Calzado

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Últimamente he propuesto la creación de una Cátedra de Calzado que incluso he llegado a llamarla del "Medio Vinalopó". He escuchado comentarios a favor y otros, que dejaban patente un desconocimiento sobre lo que estamos proponiendo y los beneficios inmediatos que se pueden obtener. Por medio de este blog intento aclarar las posibles dudas de aquellos que las tengan sobre lo que es la "Cátedra del Calzado del Medio Vinalopó".

Las universidades promueven en su seno y en campus de su jurisdicción, cátedras tendentes a fomentar y desarrollar actividades de patrocinio y mecenazgo en colaboración con instituciones, empresas o particulares. Son muchos los ejemplos de la creación de cátedras en las universidades de Alicante, Miguel Hernández de Elche o el CEU también ubicado en la ciudad ilicitana o incluso la UNED.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Vista del desaparecido Salón de Actos del Museo del Calzado en uno de los homenajes a los trabajadores.

Hay un dicho popular que dice: "ser agradecidos es de bien nacidos" y precisamente Elda a través del Museo del Calzado no olvidó a los verdaderos protagonistas de la industria del calzado local, que tanto honor y gloria han dado a la industria zapatera y cuyos sacrificios generosos han alcanzado como resultado la industria del calzados actual; una industria moderna y asentada en unos valores únicos de calidad y diseño.

En septiembre de 1961, coincidiendo con la inauguración de la primera Feria Nacional del Calzado, ya hubo una llamada a la realización de un merecido homenaje a los trabajadores de la industria del calzado. Sin embargo aquellas intenciones quedarían en el olvido y nuestra vibrante sociedad industrial seguiría su práctico camino de progreso, sin culminar el homenaje que siempre contribuye a dotar de valores intangibles esa trepidante inercia industrial y comercial en la que nuestra ciudad se vio arrastrada. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Evelio Esteve y Rosita Abril en los principales papeles de la zarzuela Luisa Fernanda

Con el despegue de nuestro calzado al abrigo de la primeria Feria del Calzado en el año 1961, se realizaron una serie de actividades tendentes a expandir nuestro zapato en círculos próximos a artistas de reconocida fama en su época. Algo que pudiera aproximarse a lo que casi cuarenta años después hicimos con el premio a la "Mujer mejor calzada". La promoción se realizaba con el medio de comunicación más extendido, la radio. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
José Martínez Ruiz "Azorín" y Carola Gonzálvez.

El día 1 de Septiembre de 1961 y en los prolegómenos del certamen nacional de calzados, apareció en el diario ABC un trabajo a título de editorial, "La prospera Elda". Firmado por el novelista, ensayista, dramaturgo y crítico literario, José Martínez Ruíz "Azorín". Aunque el contenido ha sido ampliamente difundido, es conveniente recordar sus palabras que enaltecen y dignifican nuestra procedencia: "Elda nos da ejemplo de la evolución rápida de un pueblo; hace cincuenta años Elda era un pueblo agrícola; su vino clarete era famoso. No sabríamos de Elda sino porque allí se habría recriado Castelar, el cual ahora tiene, ante una bella fuente, una gallarda estatua. Nos está dirigiendo la palabra. El caso de una transformación tan rápida y completa será, acaso único en España....Cuando salimos de Madrid en tren, hacia el Mediterráneo, pasamos por la Mancha. El cuadro en que vamos a ver a Elda es el cuadro apropiado a su arte. Al salir de un túnel, muy corto, el único túnel en esa línea, nos encontramos, de pronto, en un valle riente, en que la luz esplende. Se yergue a un lado una alta peña, la Peña del Cid, con sus mil ciento once metros de altura, Elda se extiende junto a un río. El Vinalopó. Tocando la ciudad vemos los restos de una gran mansión señorial, la residencia de los Colomas. Uno de esos Colomas era poeta y lo menciona Cervantes. Otro es el historiador de la guerras de Flandes. A dos pasos de Elda está Petrel; cerca está Monóvar. No lejos a unos kilómetros, reverbera el Mediterráneo. Y en Elda, la próspera Elda, se trabaja incesantemente. Creo que Elda viene de Idella, significa hermosa. ¿Y qué mayor hermosura que un trabajo acabado, fino, perfecto?...

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

En los primeros días del mes de marzo de 1961. Elda recibe la noticia de que la fábrica de calzados con la razón social de "Felipe Peñataro Sanchís y Hermano" fue declarada por el gobierno como "Empresa Modelo".

Esta industria fue creada en el año 1930 y ocupaba casi toda la manzana entre las calles de Padre Manjón, San José y Emilio Rico; había tenido una trayectoria verdaderamente ejemplar, con 150 trabajadores en plantilla. Esta industria que fabricaba calzado para niño y chicarro, con el nombre de marca “Vite”, no solo controlaba la calidad de los zapatos fabricados, sino que seguía un plan de servicios sociales muy avanzado en aquella época y sin precedentes en otras de este sector. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Hay circunstancias en que escribir resulta extraordinariamente complicado. Situaciones dramáticas nos hacen penetrar en el complejo entrelazado de recuerdos y sentimientos.

Esta semana hemos despedido a David Navarro Bel, un eldense integrado activamente en la vida pública y social de nuestro pueblo que con tan solo 36 años nos ha dejado de forma impactante. 

No voy a ensalzar las virtudes de David como hombre, ni tampoco su capacidad como político del Ayuntamiento de Elda. Mis pensamientos hoy van dirigidos a David Navarro como director del Museo del Calzado y al que conocí y acabé apreciando a través, y casi exclusivamente, de su forma de trabajar para el Museo y su talante ante las dificultades.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 

Cuando he leído la noticia que aparece en el diario digital "Objetivo" de Castilla - La Mancha, por la que la ciudad de Fuensalida, especializada fundamentalmente en un tipo medio alto de calzado de hombre, va a celebrar una serie de actos para potenciar el calzado hecho en esa ciudad, he sentido una enorme frustración por lo que no he sabido transmitir en mi ciudad, en Elda, y al mismo tiempo una enorme alegría por comprobar que el proyecto que he defendido en los últimos meses y por el cual he luchado con toda la fuerza de la que he sido capaz, otros lo han entendido mejor y lo han puesto en marcha. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Juan Manuel de Prada en Elda junto a la princesa Tessa de Baviera y Luis García Berlanga.

En el verano de 1961 el Comité Ejecutivo de la Feria del Calzado creó un concurso periodístico cuya principal misión era la de prestigiar la muestra zapatera a través de trabajos publicados en la prensa nacional. Con tal motivo se realizó un llamamiento desde Elda para que se remitiesen trabajos publicados que debían ensalzar lo que se llamó en un principio "Feria de Muestras" y que debía contener una divulgación sobre determinados aspectos industriales o comerciales, entre otros las bases decían que debía tratar sobre novedades industriales y comercio internacional, también podían versar sobre la expansión industrial en los países en que se celebraban este tipo de ferias. Otro aspecto que se valoraba en el contenido del artículo era que hiciera alusión a los beneficios que a la economía nacional le reportaban los "Certámenes Eldenses". 

Se establecieron dos premios: Uno referido a un mejor artículo publicado en la prensa española y que estaría dotado con un dotación en metálico de tres mil pesetas; otro sería al mejor reportaje sobre la II Feria Nacional del año 1961 y también debía haber sido publicado en cualquier periódico o revista nacional, el premio sería de la misma cantidad que el anterior.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

... A finales de septiembre de 1960 la cooperativa industrial "Elda Exportadora" realizó una exposición de zapatos de Elda y Petrer en la capital del Reino Unido, Londres, mostrando zapatos de señora, caballero y niño fabricados con la presencia de 127 empresas de esta zona? Aquello supuso un éxito al mostrar zapatos de una gran belleza y calidad, en un mercado que mayoritariamente desconocía  la industria de calzado español. Los comentarios en los medios de comunicación del país fueron muy elogiosos y pronosticaban el nacimiento de unos excelentes competidores al calzado inglés y al italiano que era el más vendido en aquel país.

... En aquellas primeras ferias de los años 60, se solicitaban permisos por cada certamen al Ministerio de Comercio y que con el fin de no reiterar la petición dos veces al año, el Comité Ejecutivo solicitaba la Feria para Septiembre y marcaba una duración de un año hasta el mismo mes del año siguiente?

... La bota que aparecía en el cartel anunciador de la II Feria del Calzado tuvo algunas críticas (entre ellas las de Alberto Navarro) por no representar al calzado que mayoritariamente se fabricaba en Elda y que debiera figurar un zapato de tacón de "Luís XV"?

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Zapato ganador en el año 1960 del Cambrillón de Oro y fabricado por el equipo de trabajadores de Benjamín Belmonte.

Durante el Certamen Provincial de Calzado que se celebró en la I Feria Nacional en las Escuelas Nuevas, se presentaron zapatos hechos por equipos de trabajadores pertenecientes a empresas de Elda, Petrel y comarca. El fallo de ese concurso se celebró en el salón de plenos del Ayuntamiento de Elda y es muy importante resaltar la trascendencia de ese evento, ya que a través de la exposición que se celebró con todos los zapatos que entraron a concurso, se pudo comprobar la alta cualificación de los trabajadores de nuestra provincia y especialmente de Elda y Petrer. Hoy como homenaje a todos ellos, vamos a volver a recordar los zapatos ganadores y los equipos humanos que intervinieron en su realización.

El primer premio que consistió en una placa y medalla de oro al más perfecto par de zapatos de señora recayó en la prestigiosa firma eldense Manuel Santos Noguerón, que tan buenos recuerdos nos descubre cada día el único hermano superviviente de esa empresa, Roberto Santos; tenía por lema "Venustidad" y los trabajadores que intervinieron fueron: Liberto Santos, Rogelio Juan, Rosita Albert, Manolita Arroyo, Maruja Martí, Tomás Ibáñez, Fermín Prádenas, José Carbonell, Rafaela Ayala y Paquita Pujalte.

Acerca del autor

Autor: José María Amat

José María Amat Amer, es un apasionado del calzado. Como ingeniero técnico, el destino lo encaminó hacia la industria de su ciudad. Como profesor de Tecnología del Calzado, llego a conocer investigando, la industria del calzado. Publicando algunos libros sobre tecnología, artesanía y desarrollo social; siempre con el calzado como única premisa. El Museo del Calzado fue una de las realizaciones que le llevó a pasar de técnico a un apasionado del zapato. Con la mejor de las intenciones, y siempre con la pretensión de prestigiar la industria y el calzado de la ciudad de Elda, colabora en este blog para crear más amigos con inquietudes similares.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir