SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Moros y Cristianos

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La Fiesta de Moros y Cristianos es una manifestación espontánea y popular que las poblaciones que la sustentan tienen a gala celebrar, al menos desde principios de siglo XIX, ya dentro de unos valores de culto religioso popular, pues se celebran en prácticamente todos los casos en honor al santo patrono o patrona de la población, ya imbuidas de un sentido histórico al rememorar de una manera simbólica y sentimental las luchas entre moros y cristianos en la época de la llamada Reconquista. Pero, por encima de estos valores, subyace un sentimiento muy especial que impregna este tipo de festejos que une a todo un pueblo en torno a una fiesta ancestral y arraigada en el corazón del pueblo que la sustenta y organiza. Con todo esto, para el festero de estas poblaciones la Fiesta es algo más que un simple espectáculo, es la expresión de unas raíces y unos valores mantenidos de padres a hijos durante muchos años, a veces siglos. Por tanto para quienes vivimos y disfrutamos los Moros y Cristianos, cada año es un honor vestirnos con nuestros trajes festeros, que ya vistieron nuestros padres y abuelos con gran dignidad, en principio con un sentido lúdico de diversión y alegría, pero demostrando siempre ese sentimiento, mezcla de muchas vicisitudes familiares, religiosas o de gran raigambre en la población. Por eso, los festeros cuando hablamos de nuestra participación en la Fiesta afirmamos que nos “vestimos” de moro o de cristiano, no nos disfrazamos, y para nosotros la Fiesta no es un simple espectáculo, aunque pueda ser en muchas de sus manifestaciones verdaderamente espectacular.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cuando aquellos pioneros de la fiesta salieron a las calles eldenses en 1944 de la mano de nuestros vecinos festeros de Petrer, Sax y Villena, no podían sospechar que, andando el tiempo, esa incipiente e improvisada manifestación festiva en honor a San Antón iba a ser lo que es en la actualidad. Han transcurrido casi 75 años y en el devenir de su historia, breve pero intensa, la fiesta nacida al calor de la hoguera ha pasado por multitud de vicisitudes hasta llegar a las puertas de la celebración de sus bodas de platino. En los años 40 y 50 del pasado siglo, tras el comienzo oficial de las primeras comparsas en 1945, se produjo una gran explosión festera: a las cinco comparsas primigenias de Cristianos, Estudiantes, Contrabandistas, Marroquíes y Realistas se sumaron otras nuevas como los Piratas, Navarros, Musulmanes, Zíngaros y Marineros. Los festeros ostentando esos trajes oficiales, en su mayor parte emparentados con comparsas vecinas y amigas de otras poblaciones, que dieron realce y secundaron la tradición festera mora y cristiana de nuestras tierras alicantinas, se multiplicaron en cada una de las comparsas alcanzando la fiesta un esplendor sin igual en nuestra ciudad.

Sin embargo, en la década de los sesenta la fiesta tuvo un gran bache que lamentaban algunos de sus fundadores en la prensa local en el año 1965. Sus opiniones sobre el futuro de la fiesta eran bastante pesimistas ya que, decían, la juventud no llegaba a incorporarse a las filas de las comparsas como hubiera sido deseado por quienes ostentaban la dirección y organización de la fiesta. Desparecieron comparsas como los Marineros y Navarros, alguna de ellas dejó de salir un año -los Marroquíes- y la mayoría soportaron una verdadera sangría en el número de sus afiliados. Lo que había nacido con ese espíritu festero tan intenso e ilusionante parecía que se iba diluyendo irremediablemente entre el fragor de una fiesta que ya el pueblo había hecho plenamente suya.

Acerca del autor

Autor: José Blanes Peinado

Festero de la comparsa de Moros Musulmanes desde hace 50 años. He sido secretario, cronista y presidente de esta comparsa, presidente de la Comisión de Embajadas y Alardo y, finalmente, presidente de Junta Central desde 1995 a 2006. Actualmente ejerzo el cargo de cronista oficial de la Fiesta de Moros y Cristiano de Elda. Mi trayectoria, como puede verse, ha sido larga y yo diría que fructífera en los entresijos de la Fiesta y, además de trabajar por ella, he dedicado gran parte de mi vida a estudiar, investigar y opinar sobre los diversos aspectos de los Moros y Cristianos en infinidad de publicaciones especializadas, en diversos congresos sobre temas festeros y a participar en charlas, mesas redondas e incluso pregones en algunas poblaciones festeras de nuestro entorno. Por todo ello, pretendo compartir en este blog todas mis experiencias y estudios en este campo tan atractivo de la Fiesta con las personas que tengan alguna inquietud en este sentido y con los festeros en general, intentando inculcarles ese virus tan intenso que nos hace sentir y disfrutar esa gran representación festiva que es la Fiesta de Moros y Cristianos.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir