SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3070
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Juan Serrano Martínez. Foto cedida por Antonio Juan.

La historia de todos los pueblos y ciudades está repleta de historias particulares y de particulares con historia que, por lo habitual, no son objeto de estudio por los historiadores dado que no protagonizan ni hechos políticos, sociales, económicos o culturales. Pero que, sin embargo, forman parte de nuestra historia como comunidad, pues por su actividad, su personalidad, su dedicación y afición han conseguido dejar huella, de un tipo u otro, en todos nosotros.

Juan José Serrano Martínez, nacido en 1925 y fallecido, silenciosamente, un 29 de agosto de 2013, es uno de ellos. Ya hace cuatro años. No me enteré hasta bastantes días después de su fallecimiento. Le conocía pero no sabía quién era. Siempre me llamó la atención. Le conocí ya con setenta u ochenta años. Tan mayor y cargado de carteles, cepillo y cubo con cola para pegar carteles. Siempre con su cigarrillo en los labios.

Fallecido con 88 años, Juan Serrano, más conocido como Juanito “el Coque”, empezó a colaborar con el Club Deportivo Eldense desde los 16 años. Corría el difícil año de 1942. Durante décadas fue el encargado de colocar por las paredes de la ciudad la publicidad de los partidos que jugaba el Eldense en caso, al tiempo que cargaba pesadas carteleras para distribuirlas por la población con los horarios de los partidos. Vendió también entradas en el campo de fútbol y viajó en innumerables ocasiones formando parte de la plantilla de utilleros del equipo eldense durante 68 años. El último servicio prestado fue el 4 de agosto de 2010 con motivo del partido amistoso ante el Hércules, C.F., de Alicante, en el antiguoPepico Amat”.

Décadas durante las cuales conoció a un buen número de presidentes y directivos. Ninguno de ellos consideró la necesidad de rendirle un homenaje o un reconocimiento público por parte del club al que dedicó toda una vida. Solo un minuto de silencio en el partido ante el Cullera el sábado 7 de septiembre.

Como bien recordó el periodista Antonio Juan, en su crónica deportiva, fue una persona muy apreciada en Elda, donde también fue conocido por Juanito “el Churrero”, por ser la venta de churros la forma de ganarse la vida durante un tiempo.

Hoy hago mío uno de sus últimos deseos: “Recibir un homenaje para tener un recuerdo de los años que estuve al servicio del Eldense”. Dado que no lo pudo obtener en vida, es necesario otorgárselo en su ausencia. El Deportivo Eldense está en deuda con Juan Serrano Martínez. Como se dice en la oración del prefacio de Misa: ¡Es justo y necesario!. ¡Juan, se lo merece!.

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir