SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Calzado

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Grupo de stands en una Feria del Calzado bajo la marca "Elda Prestigio"

En la década de los años 90 apareció la marca eldense "Elda Prestigio". El origen de esta acertada expresión tenía su justificación en la presencia comercial de un grupo de industriales de calzado que, bajo este eslogan, se presentaba en ferias y exposiciones del sector. También alrededor de la susodicha frase se pretendía mantener el compromiso de los industriales de nuestra ciudad, con los parámetros de calidad y diseño. Una experiencia que me pareció magnífica en su momento y que llegó a funcionar durante muchos años. El Ayuntamiento de Elda era la institución que la había creado y la mantenía en colaboración con los fabricantes. En cada feria de calzados, dentro y fuera de España,  el stand de "Elda Prestigio" era un lugar de referencia que hablaba por nosotros mismos. La calidad, el buen gusto y un diseño en permanente evolución, daban crédito de que en la ciudad de Elda se fabricaba un producto de la máxima calidad.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Me ha escandalizado una publicación aparecida en uno de los diarios más prestigiosos y de mayor alcance en nuestro país. Se trata de un recorrido por las outlet de la Costa Blanca. En la "Ruta Oulet" marcada, destaca a Elche como el paradigma del calzado de marca, con un circuito de arranca en su Parque Empresarial y continúa por las principales marcas y firmas de calidad alta, media e incluso de zapato ocasional. En esa "ruta", menciona las marcas de Elche y otras de la provincia. Pero se olvida de nuestra ciudad y de la vecina Petrer, a la que dedica solamente una firma en cada ciudad, es decir, nuestro zapato solo queda reducido a una conocida comercializadora en Elda y otra industria del vecino pueblo. Como es natural, además de llenarme de indignación, me lleva a confirmar lo que tanto estamos hablando estas últimas semanas. "Nuestro zapato no representa casi nada en el conjunto del calzados fabricados en la provincia". Una vez más "el pez grande se come al chico".

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Van pasando los días y el proyecto se va perfilando a la espera de tener los primeros contactos e iniciar la ronda de consultas para poder plasmar definitivamente el proyecto para hacer realidad la Feria del Calzado Eldense.

Vamos a tratar de recapitular lo dicho hasta ahora con las incorporaciones que se van produciendo. Recordando que este proyecto no es más que eso y todo queda abierto. Lo importante es que entre muchos construyamos algo que sea capaz de llegar a feliz término.

¿Cuál es la situación actual de la industria del calzado en Elda?

Tenemos una industria basada en un tipo de calzado de mujer de las gamas media - alta. La importancia de las marcas es un hecho evidente y gracias a ello los mercados extranjeros, principalmente, buscan nuestros zapatos. Pero una gran cantidad de pequeños talleres y fábricas que podrían lanzar sus muestras y buscar posibles clientes de forma directa, no lo pueden hacer por no encontrar el marco adecuado, con precios asequibles y dentro de un clima que permita destacar sus productos. Las ferias del sector en Madrid o en otros lugares no responden a este tipo de industrias pequeñas que son auténticos maestros en el arte de la fabricación. Esas fábricas trabajan como pueden, unas con producciones muy cortas que introducen en el mercado nacional a trancas y barrancas y otras para comercializadoras que exportan con sus propias marcas y diseños.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La industria de fabricación de calzados ubicada en la bella isla mediterránea de Menorca (la isla blanca y azul), formaba un reducto dentro del incipiente entramado industrial del siglo XIX. Los menorquines trabajaban los zapatos de caballero y de señora desde una perspectiva totalmente artesanal y, durante años, sacrificaron las tecnologías más avanzadas de la época en aras de mantener una fabricación cuidada y casi personalizada en cada zapato fabricado. Algunas de las firmas más antiguas de la isla llegaron a posicionarse en los mercados europeos como los artesanos insulares de la España zapatera.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Precioso zapato de Stuart Weitzman

Hemos podido observar durante los días de campaña electoral para las elecciones municipales que, especialmente en las ciudades zapateras, casi todos reivindicaban una denominación de origen y la creación de un museo del calzado. Eso lo hemos leído en propuestas de algunos partidos políticos en Elche y Vall de Uxó, entre otros. Otras iniciativas abogaban por dar más protagonismo y dotación a museos existentes, son los casos de Alaior en Menorca, Inca en Mallorca, Arnedo, etcétera. Pero lo que más me ha llamado la atención es la creación de una denominación de origen para la fabricación del calzado con el fin de impulsar la industria, y lo sorprendente es que esas acciones deben hacerse arropadas por una Semana del Calzado y una Pasarela de moda y del calzado, es decir, algo así como hacer de la ciudad que lo propone la cuna y el paradigma del calzado. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Ejemplo detalle de un stand de la Feria del Calzado Eldense

Como continuación a la idea de fomentar de nuevo una Feria del Calzado local y tras la publicación en este blog de la primera parte de este planteamiento de futuro, se ha producido una lluvia de comentarios y adhesiones a esta posible Feria del Calzado Eldense. Posiblemente hayamos puesto el dedo en la llaga y esa incipiente iniciativa pudiera ser mayoritaria en el sentir de todos los eldenses. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

En cada momento vivimos un presente diferente. En el año 1959 Elda inició su primera muestra ferial con carácter local. Un Certamen Exposición que pretendía mostrar los zapatos fabricados en Elda y comarca. Un año después se crearon las Ferias Nacionales y las Internacionales. Elda alumbró un futuro para el sector y los eldenses nos sentimos orgullosos de lo que hicimos en aquellos momentos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Estos días se está exponiendo en el Museo del Calzado de nuestra ciudad, la obra retrospectiva de las diferentes colecciones que a lo largo de su carrera como diseñadora ha realizado Agatha Ruíz de la Prada, con el nombre de Zapatos Felices.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
"La aparadora" óleo del pintor eldense Gabriel Poveda "Leirbag"

Si al esfuerzo y sacrificio en la industria del calzado hubiese que priorizarlos, indudablemente las aparadoras de la ciudad de Elda ocuparían unos de los primeros lugares.

Desde siempre, el trabajo de aparado ha sido uno de los más buscados y menos valorados en su total dimensión. Las aparadoras son las primeras en desarrollar la idea del diseño, al ensamblar las piezas del modelo creado y darle su primer y más preciso toque de calidad. Cuando el cortador pone en las manos de la aparadora las piezas del zapato para que se forme el corte cosido, una incorrecta interpretación de esos aparados y la calidad en el trabajo, pueden dar al traste un buen diseño.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

No todas las profesiones pueden presumir de tener unas connotaciones que pudieran considerarse como artísticas. Sin embargo, al zapatero se le considera, en muchas ocasiones, como un profesional que tiene mucho que ver con el arte.

   Los trabajadores de Elda o de cualquier otra ciudad zapatera, e incluso aquellos que nada tienen que ver con el oficio, estamos acostumbrados a ver, escuchar, y muchos, a trabajar, en un oficio que al final se convierte en una rutina y del que no se aprecia el valor que realmente tiene. 

Acerca del autor

Autor: José María Amat

José María Amat Amer, es un apasionado del calzado. Como ingeniero técnico, el destino lo encaminó hacia la industria de su ciudad. Como profesor de Tecnología del Calzado, llego a conocer investigando, la industria del calzado. Publicando algunos libros sobre tecnología, artesanía y desarrollo social; siempre con el calzado como única premisa. El Museo del Calzado fue una de las realizaciones que le llevó a pasar de técnico a un apasionado del zapato. Con la mejor de las intenciones, y siempre con la pretensión de prestigiar la industria y el calzado de la ciudad de Elda, colabora en este blog para crear más amigos con inquietudes similares.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir