SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 926
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Tras varios meses de trepidante trabajo, y con proyecto del arquitecto municipal Miguel López, el sábado 12 de septiembre de 1964, a las 11:30 horas de la mañana, abría sus puertas el nuevo edificio de la Feria Internacional del Calzado, coincidiendo con la inauguración de la 5ª edición de la misma.

En tan solo 5 años y con un éxito comercial y económico sin parangón, aquella muestra local de calzado inaugurada en 1959 en el recinto del colegio Padre Manjón, se convirtió en la primera feria internacional que tuvo la provincia de Alicante. En tan solo 6 meses de obra y sobre el antiguo estadio deportivo municipal de “El Parque”, la provincia de Alicante contó con un edificio de moderna arquitectura que tuvo el mérito de ser el primer palacio ferial de la provincia. Instalaciones feriales dotadas de una nave de exposiciones con una altura de dos plantas y un edificio anexo de oficinas, servicios y restaurante, con unos alrededores ajardinados con zona verde.

La inauguración del edifico y de la edición ferial contó con la presencia de don Ramiro Matarranz Cedino, que asistió en representación del ministro de Comercio; el gobernador civil de la provincia, don Felipe Arche Hermosa; así como el presidente del Sindicato Nacional de la Piel, don Ramón Hermida Herrero, junto al alcalde de Elda, don Antonio Porta Vera y otras autoridades provinciales y locales.

La inercia del éxito de las ediciones anteriores, las nuevas y modernas instalaciones feriales y la inauguración del aeropuerto de Alicante, escasos meses antes (21 de mayo de 1964), permitió potenciar e incrementar el carácter verdaderamente internacional de la Feria de Calzado de Elda, convirtiéndola en uno de los referentes mundiales en la producción de calzado.

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir