SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 15812
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Imagen del vehículo que ha sido abandonado | Jesús Cruces.

Según testigos presenciales, cinco personas, cuatro hombres y una mujer, se han dado a la fuga en Elda tras impactar su vehículo contra otro coche en la calle Pablo Iglesias con González Bueno, a hora punta. En torno a las 13 horas un vehículo gris Citröen Xsara se ha dirigido a alta velocidad desde Padre Manjón por la calle González Bueno hacia el cruce con Pablo Iglesias, y en lugar de aminorar y realizar el ceda el paso, ha continuado la marcha, impactando contra un vehículo Hyundai granate, que circulaba por Pablo Iglesias. Al parecer huían tras un intento frustrado de robo a un hombre a la salida de un banco.

Tal ha sido el impacto que ha sufrido el vehículo que circulaba correctamente por Pablo Iglesias que el coche no solo se ha chocado contra la esquina de la calle, sino que ha cambiado totalmente el sentido de su dirección y se ha metido varios metros al interior de la calle González Bueno. En este coche circulaba la conductora, con su hija y su madre, quien ha sufrido un ataque de ansiedad debido al susto. Las dos ocupantes del otro coche han tenido que ser trasladasa al Hospital General de Elda, con heridas de carácter leve, según la Policía Local de Elda.


El vehículo siniestrado ha sisdo desplazado varios metros a causa del impacto tras chocar contra la pared | Jesús Cruces.

Ha sido entonces cuando los testigos aseguran que cinco personas han desalojado vehículo gris y en lugar de auxiliar a las heridas, se han dado a la fuga en dirección a la avenida de Chapí, abandonando el coche. Tras realizar las primeras pesquisas, desde la Policía Local de Elda se ha confirmado que al parecer el coche no tenía denuncia por robo, y no pertenece a un propietario de Elda y se investiga por qué razón se han dado a la fuga.

Cabe recordar que en un accidente es obligatorio socorrer a los heridos, y no hacerlo puede conllevar la acusación de omisión del deber de socorro. Incurre en este delito leve la persona que no ayuda a otra que se encuentra desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiera hacerlo sin ningún riesgo ni para sí mismo ni para terceros. La infracción se castiga con la pena de multa de 3 a 12 meses. 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir