SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Este atraco con violencia se produjo en la calle Francisco Alonso | Jesús Cruces.

María del Pilar Gil sufrió ayer un brutal atraco en el centro de la ciudad, en la calle Francisco Alonso, a escasos metros de la Plaza Castelar. Fueron unos segundos que a ella se le hicieron eternos. Esta eldense de 69 años volvía a casa tranquilamente pasadas las 20:30 horas. Caminaba por la calle Francisco Alonso, en el barrio el Progreso, cuando un desalmado la atacó por la espalda, la tiró al suelo, se subió encima de ella para que no escapara y al ver que no podía arrebatarle el bolso, que tenía cruzado en bandolera, le golpeó la cabeza contra el suelo en al menos cinco ocasiones mientras gritaba repetidamente "¡puta!". Una vez consiguió romper el asa del bolso, huyó dejándola tirada en el suelo, con la cara ensangrentada a causa de una brecha en la frente y un fuerte golpe en la nariz.

Ella, aunque admite que todavía no sabe cómo tuvo las fuerzas necesarias, consiguió llegar a su casa para pedir auxilio a su marido. Rápidamente se personaron en el lugar dos patrullas de la Policía Local, una de la Nacional y una ambulancia, que trasladó rápidamente a María del Pilar hasta el Hospital. Allí fue atendida por un traumatismo craneoencefálico por el que le tuvieron que dar 13 puntos en la frente, un fuerte golpe en la nariz, además está muy dolorida en las rodillas y la espalda. 

María del Pilar admite que "hubo un momento en el que creía que me iba a matar, se ensañó, utilizó muchísima violencia, yo le hubiese dado el bolso si me hubiese dado la oportunidad". Esta eldense afirma que "siempre me he considerado una mujer valiente, pero ahora mismo tengo mucho miedo, no quiero salir sola a la calle". Ahora se recupera en casa, donde el médico le ha recomendado reposo.

La violencia con la que este delincuente ha actuado parece desmedida para el "botín", pues en el bolso llevaba dinero en efectivo, la cartera y un teléfono móvil.

Este no es el primer robo con violencia que se produce en la zona en las últimas semanas, por ello, Gil desea denunciar públicamente lo que le ha sucedido para "prevenir a la gente y que sepan lo que está ocurriendo, para que tomen ciertas precauciones, aunque esto le puede pasar a cualquiera", lamenta.

Hoy, cuando todavía tiene el susto en el cuerpo, ha explicado a Valle de Elda que recuerda que al poner la denuncia en Comisaria, ha detallado lo poco que recordaba del asaltante. Cuando caminaba cerca de la parafarmacia de dicha calle pudo ver a un joven de unos 30 o 35 años, vestido totalmente de negro y que medía en torno a 170 centímetros, sospecha que podría ser él. Dice que no le pudo ver la cara, puesto que esta es una calle con escasa iluminación y además llovía con fuerza, por lo que llevaba un paraguas.

La Policía Nacional lleva tiempo tratando de dar con este sujeto, pues creen que es el mismo que tiene atemorizandos a los vecinos con diversos robos con fuerza en calles céntricas de Elda. Sin ir más lejos, hace unas semanas le robaron el bolso a una mujer en la puerta del Mercado Central. La presencia policial ha aumentado en la zona, pero debido a la rapidez con la que el delincuente actúa, no han podido atraparlo todavía.

Su familia se ha volcado para apoyar en lo posible a esta eldense, que hoy ha recibido la visita de nietos, sobrinos, amigos y conocidos. María del Pilar Gil confía en que pronto detengan a este delincuente, pues espera que nadie más tenga que pasar por la experiencia tan desagradable que ella ha tenido que sufrir. 

Últimas noticias

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir