SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1230
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Algunos encuentros con responsables de educación de varios municipios de la comarca, relativos a jornadas de formación en las que de una u otra manera ha colaborado el Centro de Formación, Innovación y Recursos Educativos (CEFIRE) de Elda, me llevan hoy a escribir unas líneas sobre el rol de nuestras ciudades y pueblos en la educación. ¿Qué labor pueden ejercer como agentes al lado de otros quizás más reconocidos o reconocibles en su competencia? ¿Hasta qué punto como territorios cercanos, inmediatos, en el ejercicio de la ciudadanía juegan o han de jugar un rol protagonista en el desarrollo de aquella? ¿En qué medida se ven transformados a partir de dicho desarrollo?

La revisión del panorama normativo (la LOE-LOMCE, la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local LRSAL...) no resulta tan halagüeña como cabría esperarse, partiendo de esta ventaja de proximidad, para la administración municipal frente a otras. Hay una percepción bastante generalizada de que, hoy por hoy, los ayuntamientos no son administración educativa, al menos en la misma medida que los órganos competentes de la Administración general del Estado o de las Comunidades Autónomas. Los ayuntamientos se ven privados de las competencias más significativas en materia de educación y relegados a un papel subordinado o auxiliar. (Ver un resumen de ellas en Muñoz Moreno y Garin Sallán, 2014, p. 174-175).

Parece como si la descentralización educativa que tenía como objetivo contextualizar mucho más la oferta y la acción educativa, adaptarse de forma más adecuada y flexible a las urgencias de realidades diversas y abrirse a la participación ciudadana en una escala más humana se hubiera quedado en el nivel autonómico, cuando esos mismos argumentos habrían podido servir para situar a los ayuntamientos en una posición más destacada y, por otro lado, nada extraña en otros sistemas educativos caracterizados por una gran autonomía municipal en materia educativa, a veces, considerados como modelos, por ejemplo, el caso de Finlandia. Es cierto, sin embargo, que dicha autonomía puede responder a factores bastante específicos (socioculturales, demográficos, económicos...) o asociados a una tradición. Las comparaciones, en este sentido, resultan algo odiosas, de no considerarse de forma global.

La implicación de los municipios y su compromiso en materia educativa se ven condicionados tanto por este ordenamiento como por la consiguiente falta de dotación de recursos. No obstante, no escapa a una mirada crítica el hecho de que unos ayuntamientos desarrollen, con mayores o menores posibilidades, unos proyectos educativos que no se plantean en la misma medida o que ni siquiera se plantean en otros. Os invito a conocer, a través del enlace en el apartado final de esta entrada la página de la Red de ciudades educadoras.

Esta evidencia haría pensar en otros elementos que entran en juego además de los puramente reguladores, elementos que tienen que ver con el interés, el liderazgo, la opción política o la capacidad técnica o la implicación a la hora de mediar desde la institución próxima con todas las partes y de contagiar una mayor corresponsabilidad con unos objetivos educativos que tendrán en la propia ciudad su impacto más inmediato.

Paradójicamente, esta evidencia constituye, así mismo, un motivo de optimismo porque permite pensar en cierto margen de maniobra y en las posibilidades de interacción entre las distintas administraciones a la hora de responder a necesidades que, con frecuencia, requieren, más que de recursos, de cooperación, de buena voluntad y entendimiento para evitar solaparse y lograr potenciarse, de reflexión común sobre las metas y los medios de lograrlas, de más posicionamientos consensuados por el interés de todos y de todas y de menos egos.

 

Para saber más.

Fundación Telefónica. Escuela Educación Disruptiva 2016. Pasear el conocimiento. Educación y ciudad

MUÑOZ MORENO, José Luis. (2013). "Educación y municipio. La importancia de los Servicios Municipales de Educación". ENSAYOS, Revista de la Facultad de Educación de Albacete, Nº 28, pp. 43-60.

MUÑOZ MORENO, José Luis y Joaquín Gairín Sallán (2014). "La implicación de los ayuntamientos en una educación descentralizada". Revista de Educación 366 pp. 165-88 

Red estatal de ciudades educadoras

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Jesús María "Pitxu" García

Jesús María "Pitxu" García Sáenz (Vitoria-Gasteiz, 1970) es doctor en Filosofía y Letras (sección Filología Hispánica) por la Universidad de Deusto. Como profesor de Secundaria ha trabajado en el IES Azorín de Petrer y en el CEFIRE de Elda, en la asesoría de plurilingüismo y en las de referencia sobre programas europeos y coeducación.

[blogs derecha] Bingo princesa (2)

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir