SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 5809
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Imagen de la "Embajá" de 2016 | Jesús Cruces.

La conocida calle del Marqués volverá a acoger un año más la "Embajá" humorística, que vuelve a las calles de Elda en su 16ª edición. Desde el grupo organizador han querido enviar un avance ante la cercanía de este divertido acto que se celebra cada viernes de Moros y Cristianos:

"Queridos seguidores de este evento. Hemos cogido carrera. Después de un peligroso lapsus de no saber si estábamos aquí o estábamos allí, si se hacía o no se hacía, si eran churras o merinas, parece que ya se ha logrado, que vaya por el surco el carro.

Nos hemos hecho ya a la idea, de entender que no es posible cambiar algunas entendederas, así que lo más positivo es seguir hasta que se pueda, pensando sólo en la gente que nos valora y respeta.

Y para ellos va esto, el avance -ese que no entiende nadie-, de lo que se va a escuchar esa noche -si no pasa nada, que el patio está lleno de morcillas y la vida de sustos-.


Imagen de la "Embajá" de 2016 | Jesús Cruces.

Este año viene el Moro con más ganas que las habituales de conquistarnos. Se ve que de ver tantos salones de juego abiertos se cree que aquí hay dinero, y no sabe que lo que sobra es tontería. 

Nuestras chicas, con una coreografía espectacular inspirada en uno de los mayores éxitos de la lista de los 40 inaudibles, van a intentar distraerlo, pero ni por esas, que viene encegao a por un tesoro que oculta nuestro vetusto castillo.

Cómo no, los que tenían que dar la cara ni estarán, ni se les espera –cosa que nos explicarán como puedan nuestras dos queridas e ingenuas limpiadoras-, por estar ocupados mirándose el ombligo (el del partido, no el suyo), en vez de cuidar el de los demás.

El Escribano, como siempre, tendrá que torear el asunto –huy, perdón, que se me ha escapao- (menos mal que no soy Fran Rivera, que si no me dan hasta en el cielo la boca).

En un intento de que sean las palabras las que manden entre Moro y Escribano, van a intentar expresarse en la lengua madre (bueno en la lengua suegra, que para eso es la madre política).

Intentaremos solucionar a tiempo un problema de alumbrado. Vamos a ver, no es que no hayamos querido ser menos que otros -que no es así- es un problema técnico, que para qué os vamos a marear, pero no os preocupéis, que si no se arreglase a tiempo siempre nos queda la opción B de pedirles los cirios a los capuchinos.

Y así, pasito a pasito, fijándose el Escribano en lo que le gusta a la gente, que para eso están los niveles de audiencia –una palabra que muchas veces no rima con inteligencia-, va a ir tentando al Moro hasta conseguir que se olvide de invadir y piense más en unir.

Pero todo eso, ya se verá el viernes de moros a las 23,45 y también se podrá leer de nuevo, en el suplemento que volveremos a sacar a la semana siguiente en el Valle de Elda, con la ayuda de unos cuantos amigos, a los que desde aquí les reiteramos nuestro más sincero agradecimiento."


Imagen de la "Embajá" de 2016 | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir