SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 9616
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
La agente Rebeca Pérez se encarga de estos casos en la nueva unidad "viogen" | Jesús Cruces.

Durante la celebración de la Semana Santa se produjeron en Petrer dos casos de violencia doméstica, ayer mismo un hombre al parecer le propinó un puñetazo en la boca a su mujer, mientras que el pasado viernes un joven amenazó de muerte a su padre. Ahora gracias a la nueva unidad de la Policía Local de Petrer "Viogen", la agente Rebeca Pérez realizará un seguimiento de estos casos con el objetivo de erradicar cualquier tipo de violencia. 

Ayer mismo se produjo el último caso de violencia de género en la localidad, fue a las 2:20 horas cuando los agentes recibieron la voz de alarma a través del 112. Al personarse en una vivienda de la calle Teulers hablaron con la agredida, quien manifestó a los agentes que su marido le había propinado un puñetazo en la boca, ella tenía signos en la cara de haber recibido un fuerte golpe. Así se detuvo al hombre acusado de un presunto delito de violencia de género y se trasladó a la mujer al hospital para que le realizasen un chequeo y un parte médico y posteriormente a la Comisaria de la Policía Nacional para interponer una denuncia. 

El pasado Viernes Santo a las 14:30 horas varias patrullas de la Policía Local tuvieron que acudir a un hogar de la avenida Reina Sofía tras ser alertados por la propia familia de que un chico de 27 años  había amenazado con matar a su padre. La situación se había vuelto insostenible por lo que fue su propia familia quien decidió llamar a la policía para ponerle fin, los agentes tras recabar la información necesaria tomaron la decisión de detenerle.

La encargada de llevar un seguimiento de estos casos será la agente de la Policía Local Rebeca Pérez, responsable de la Unidad de violencia de género y policía asistencial de Petrer, quien se está formando en Alicante con unidades de "viogen".

Esta unidad es un proyecto del equipo de gobierno que no ha podido dar comienzo hasta ahora por problemas de personal, según indica el intendente Fermín Bonet. La unidad de "viogen", que comenzó el pasado 3 de abril, además de llevar el seguimiento de los casos de violencia doméstica también se encargará de diferentes ámbitos como absentismo o pobreza, en general, casos de un marcado contenido social, indica Pérez, "y es que por suerte en Petrer no se dan muchos casos", concluye Bonet.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir