SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 10874
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Decenas de personas han acudido hoy al Pantano | Jesús Cruces.

Hay tradiciones que no se pierden gracias al cariño con el que se recuerdan, lo que lleva a muchas personas a buscar su recuperación. Cientos de personas de Elda y Petrer hoy están celebrando una de las tradiciones más dulces de la Semana Santa, el Día de la Mona. Muchas personas, mona en mano, han disfrutado del Pantano de Elda y El Arenal de Petrer no solo de este día sino durante todo el fin de semana de estos parajes únicos con los que cuentan ambas localidades. Todo ello es posible gracias al esfuerzo de muchas personas que no quieren que desaparezca esta cita. 

El Día de la Mona para muchas personas es un día de nostalgia. El paso del tiempo ha hecho mella en los parajes, pues ya no se puede subir al Arenal y el Pantano ha perdido parte de su encanto debido a la falta de cuidados, pero esto no afecta a la ilusión de muchos padres que buscan mostrar a sus hijos estas zonas de gran tradición y a la vez darles a conocer el patrimonio local con el objetivo de que lo aprecien. 


Participantes en la ruta al Pantano celebrada esta mañana | Jesús Cruces.

El Pantano

La Asociación de Amigos para la Defensa del Patrimonio Cultural de Elda “Mosaico” y la Cofradía de los Santos Patronos han realizado por segundo año una excursión al Pantano de Elda con el propósito de recuperar la tradición de celebrar el Día de la Mona en este paraje, pero también para sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia del patrimonio local. Más de medio centenar de personas han acudido a esta llamada y han podido conocer, gracias a las explicaciones de los miembros de Mosaico, diferentes puntos del recorrido como los antiguos molinos, la fábrica de Emérito Maestre, la presa, la casa de Joaquín "El Tarzán del pantano", así como la flora y la fauna que rodea al río Vinalopó.

"Antes se iba mucho a la zona de la Tía Gervasia o al Santo Negro, ahora ya no se puede, por ello queremos que al menos se mantenga viva la tradición de venir al Pantano. Que la gente venga a almorzar con la típica mona y las habas a esta zona, pero para ello tiene que tener buenas condiciones. Este paraje es único en la Comunidad Valenciana, tiene un ecosistema muy singular gracias al bosque de taráis, por ello con esta actividad también queremos reivindicar ante las autoridades que se adecúe la zona para uso de la población, que el Ayuntamiento de Elda, el de Petrer, la Confederación Hidrográfica del Júcar y también de la Comunidad de Regantes lleguen a un acuerdo", explica Emilio Gisbert, miembro de Mosaico.


Durante la actividad se han ofrecido explicaciones en diferentes puntos | Jesús Cruces.

El Arenal

Más de 700 personas han pasado desde el martes por El Arenal, y es que aunque ya no se puede subir, siguen disfrutando desde las faldas del monte del único arenal de interior activo más grande de la Península Ibérica. Muchos padres les explican con nostalgia a sus hijos cómo se tiraban montaña abajo mientras lamentan que "ellos no puedan disfrutar de esta zona como lo hicimos nosotros; aun así queremos que conozcan nuestro Arenal, que vean lo especial que es y que jueguen con su arena, eso sí, desde abajo", comenta una de las muchas madres que ha pasado por esta zona.  

Son muchas las personas las que al ver este espacio afirman que "se está perdiendo debido a la gran cantidad de matorrales que ha crecido", pero una de las voluntarias que cuidan de este espacio protegido, Marina Ortega, ha asegurado a Valle de Elda que esta afirmación es falsa puesto que "aunque crean que es más bonita sin las plantas, esta es la forma de que la arena no desaparezca, si la gente continuase tirándose como antaño la arena estaría toda abajo, se la llevaría el viento y ya no habría arenal, los camiones que se llevaron arena hicieron mucho daño a esta zona".


Muchos padres llevan a sus hijos al Arenal para que la tradición no se pierda | Jesús Cruces.

Ortega admite que casi a diario la gente insiste en que les deje subir, pero siempre acaban entendiendo por qué han de tratar con mimo este espacio único de toda España. Además asegura que "si la gente supiese que El Arenal cuenta con arácnidos como  la temida viuda negra, se lo pensarían dos veces antes de subir".

El Arenal fue declarado Microrreserva de Flora en el año 2000 por contener especies raras y amenazadas; y en 2002, Paraje Natural Municipal por su importancia y singularidad, pues presenta una biodiversdiad de fauna y flora propia de ecosistemas dunares de litoral; mientras que en 2007 fue declarado Paisaje Protegido Serra del Maigmó y Serra del Sit. Desde el Ayuntamiento de Petrer se ha realizado una audioguía para todo aquel que desee disfrutar y conocer a fondo este espacio natural.

Por otra parte, en los últimos años muchas personas optan por celebrar este día en otras zonas recreativas como Caprala o San Crispín, ya que disponen de mayores comodidades.


Unos pivotes de madera señalan hasta donde pueden acercarse a los ciudadanos | Jesús Cruces.

El Día de la Mona, una tradición en imágenes

img_2959
img_2962
img_2968
img_2979
img_3026
img_3029
img_3033
img_3037
img_3049
img_3080
img_3092
img_3095
img_3098
img_3104
img_3110
img_3114
img_3133
img_3143
 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir