SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1984
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La leishmaniosis es una enfermedad endémica en muchos países, entre los que se encuentran los de la cuenca del mediterráneo, Sudamérica, Asia y África. En la zona mediterránea la leishmaniosis canina está causada por la misma especie que produce la patología en humanos, es decir, Leishmania Infantum. El perro se considera el principal reservorio de la enfermedad, y por tanto la lucha contra la leishmaniosis canina (tratamiento, diagnóstico precoz y prevención) se considera clave en el control de la leishmaniosis humana.

La vía de transmisión habitual de la leishmaniosis canina es a través de la picadura de un flebotomo o mosca de las arenas, de 2,5 mm de longitud de color gris amarillento similar a una polilla de antenas largas y delgadas. En el área mediterránea, los mosquitos están claramente presentes entre abril y octubre, pero con el aumento de la temperatura en los últimos años, este periodo se está ampliando a casi todo el año. La actividad de los flebotomos o mosquitos se desarrolla sobre todo al anochecer y al amanecer y a temperatura entre 15º y 20º. Un perro puede recibir más de 700 picotazos en una noche.

Todas las razas caninas son susceptibles de padecer la enfermedad y los perros que viven en el campo están más predispuestos que los que viven en pisos, por estar más expuestos a las picaduras del insecto.

Las manifestaciones clínicas de las leishmaniosis son muy amplias y variadas, por lo que en determinados casos el diagnóstico puede ser difícil. Puede causar en los perros una infección crónica, una enfermedad leve autolimitante o una enfermedad grave que lleve a la muerte. Algunos de los síntomas pueden ser:

  • Pérdida de peso corporal
  • Aumento o disminución del apetito
  • Palidez de mucosas (por la anemia)
  • Vomitos y Diarreas
  • Sangrado por nariz
  • Cojeras

Si detectamos algunos de estos síntomas en nuestro perro recomendamos acudir a nuestro veterinario rápidamente que realizará el diagnóstico en función del cuadro clínico compatible y con un test específico (los test que se realizan en la clínica tienen una alta sensibilidad y especificidad). En algunos casos, tendremos la visualización directa del parásito en muestras de ganglio, médula osea o lesiones cutáneas.

Para el tratamiento de la leishmaniosis tenemos disponibles varios fármacos y los usaremos solos o combinados según el resultado de las diferentes pruebas que hayamos realizado. Aunque la respuesta al tratamiento de los animales enfermos puede variar mucho dependiendo del estadio clínico patológico inicial.

Estrategia de Prevención

En la actualidad recomendamos la vacunación anual cuya eficacia es muy alta. Además, es muy importante evitar la picadura del mosquito usando productos repelentes de forma habitual como las pipetas, collares y sprays con sustancias eficaces.

También es importante mantener el sistema inmunitario del perro en las mejores condiciones posible (alimentación de calidad, potenciadores de la inmunidad y tratar otras enfermedades transmitidas por garrapatas).

No debemos olvidar que la leishmaniosis es una zoonosis, es decir una enfermedad transmisible a las personas. De ahí la importancia de la prevención y detección precoz de la enfermedad en nuestras mascotas. Consulta en tu veterinario de confianza, el mejor producto para proteger a tu mascota.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Juan Pablo Matas

Veterinario por vocación desde 1998, Juan Pablo Matas Balibrea es licenciado en Veterinaria por la Universidad de Murcia, donde empezó realizando prácticas en clínicas veterinarias desde los primeros años de carrera. Ha trabajo en varias clínicas veterinarias de Murcia y Alicante así como en centros de referencia de la provincia de Alicante como la CV El Cabo. Desde el 2004 desarrolla su trabajo como veterinario en su propia clínica, CV Manjón en Elda.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir