SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2177
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Un año más por estas fechas nos acordamos que tenemos que desparasitar a nuestros perros y gatos pues vemos las garrapatas o pulgas. Y un año más me gustaría recalcar la importancia de hacer una desparasitación preventiva durante todo el año y no esperar a ver estos parásitos sobre nuestras mascotas, pues le habrán podido causar enfermedades.

El cambio climático ya esta aquí pues los ciclos de los parásitos se acortan y vemos parásitos que antes solo veíamos en primavera y verano, durante todo el año.

 

La desparasitación de tu mascota debe formar parte de su rutina de cuidados al igual que lo vacunamos o lo alimentamos. Sin embargo, últimamente vemos más perros infectados por pulgas y garrapatas lo que puede repercutir en la salud de toda la familia. Además, se suele pensar de forma incorrecta, que en otoño e invierno ya no es necesario protegerlos de pulgas, garrapatas y mosquitos.

Sin embargo, la falta de desparasitación tanto interna como externa lleva una serie de riesgos para el animal y nuestra familia.

Los animales necesitan un cuidado individualizado y adaptado a sus necesidades.

  • La edad y el estado general de salud del animal son importantes, así como su historia clínica y su procedencia. Alguna razas presentan una predisposición genética a desarrollar determinadas enfermedades como la leishmaniosis, mientras que otras infecciones concomitantes pueden predisponer o agravar enfermedades transmitidas por vectores (pulgas, garrapatas, mosquito, etcétera).
  • Entorno: los perros y gatos que viven en comunidades o los animales que viven en el exterior tienen mayor riesgo de adquirir una enfermedad transmitida por vectores que aquellos animales que viven en el interior de las viviendas. El riesgo de transmisión también depende de diversas condiciones locales como el microclima y la topografía local.
  • Alimentación: Una nutrición inadecuada contribuye al incremento de la susceptibilidad frente a muchas enfermedades, entre las que se incluyen también las enfermedades transmitidas por vectores.
  • Lugar de residencia y desplazamientos: los perros y gatos que viven o viajan a zonas geográficas endémicas de ciertas enfermedades presentan un riesgo de infección mayor: por ejemplo, aquellos animales que acompañan a sus dueños de vacaciones o en los cambios de residencia, los que viajan a través de aeropuertos, los que participan en exposiciones caninas y felinas, aquellos animales que pasean por el campo o que participan en cacerías.

Recomendaciones para un perro y gato desparasitado:

  1. Acude a tu veterinario para acordar con él la pauta de desparasitación. El es el profesional que te ha de recomendar el producto más adecuado para tu mascota, teniendo en cuenta su estado de salud, su hábitat, zona de residencia y convivencia familiar.
  2. Toma medidas preventivas durante todo el año, aunque tu mascota viva en zona urbana o en un piso.
  3. Examina a tu mascota de forma regular, sobre todo después de los paseos por el campo para descartar la presencia de garrapatas.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Juan Pablo Matas

Veterinario por vocación desde 1998, Juan Pablo Matas Balibrea es licenciado en Veterinaria por la Universidad de Murcia, donde empezó realizando prácticas en clínicas veterinarias desde los primeros años de carrera. Ha trabajo en varias clínicas veterinarias de Murcia y Alicante así como en centros de referencia de la provincia de Alicante como la CV El Cabo. Desde el 2004 desarrolla su trabajo como veterinario en su propia clínica, CV Manjón en Elda.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir