SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Submarinismo

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cuando comentamos entre familiares o amigos no buceadores que nos vamos de inmersión nocturna, algunos nos miran algo perplejos, como pensando que estamos gastando una broma, y preguntan si va en serio eso de meternos en el mar por la noche.

No es para menos, porque el buceo nocturno es una de las especialidades de buceo que más llama la atención, si no la que más.

Si el buceo en general ya es algo estupendo, entrar en el reino de Neptuno de noche es sencillamente maravilloso por lo diferente que puede llegar a ser un mismo punto de inmersión según la hora.

Es conveniente haber buceado la zona de día para reconocer bien el terreno, tanto el acceso de buceadores y equipos, como el itinerario submarino a seguir y de este modo minimizar riesgos en la medida de lo posible.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Estamos acostumbrados a ver en nuestras playas las mal llamadas algas. Digo mal llamadas porque la posidonia (Posidonia oceánica) es una planta perenne marina, que posee todos los elementos de un vegetal superior, lo que implica raíces, tallo, hojas, flores y frutos (sí, ¡frutos!) con semillas. 

Esta maravillosa planta, al igual que nuestros parientes los cetáceos, un día decidió volver al mar, donde la encontramos hasta los 40 metros de profundidad. En cuanto al límite superior, la posidonia puede colonizar zonas de muy poca profundidad llegando hasta la superficie si se trata de zonas sin oleaje, que es el determinante de este límite. El oleaje junto con la transparencia de las aguas (por dejar pasar más o menos luz), son los determinantes del tamaño y de la forma de la pradera. Necesitan aguas saladas y limpias, por lo que no se encuentran cerca de desembocaduras de ríos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

A la hora de enseñar a bucear, cada instructor tiene sus predilecciones. Los hay quienes prefieren impartir especialidades a buceadores avanzados porque el alumno se vale solo en el agua. Algunos gustan más impartiendo el curso de iniciación por la recompensa que proporciona formar nuevos buceadores. Otros preferimos impartir bautismos de buceo por las gratificantes sensaciones que produce tanto al alumno como al instructor.

   Me considero un privilegiado pudiendo abrir la puerta del maravilloso mundo submarino a tantas personas, por ver esos ojos abiertos como platos al emerger tras la inmersión, mientras suelen exclamar ¡wow, qué pasada!

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El buen tiempo está llegando, y es hora de repasar los equipos de buceo, para quienes los tengan todavía en “hibernación”.

   Aquí muestro cómo preparo una linterna de repuesto (o foco de backup si te gusta más).

   Es el mismo montaje para colocar un mosquetón en el latiguillo largo, en el caso de preferirlo al montaje con tórica y brida que también abordaremos aquí.

   Queremos obtener un resultado similar a la imagen de cabecera, debidamente anudado a su mosquetón, para llevarla clipada en la anilla derecha del arnés, y ceñida al mismo
con una goma (de cámara de bici) para que no vaya dando colgando, con lo que evitaremos enganches en algún lugar, con un cabo de la boya deco, darle algún golpe, etcétera. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cuando vamos a bucear no siempre usamos la escafandra autónoma. El modo más natural y sencillo de ir al agua es buceando en apnea. Esta modalidad de buceo es un viaje todavía más introspectivo que con una botella a la espalda, donde uno aprende mejor a conocerse a sí mismo. El principal inconveniente que encontramos es la duración de cada zambullida, comparado con una inmersión de buceo con escafandra cuya duración ronda una hora, en apnea suele durar pocos minutos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cuando tras más de diez años de trabajo el Dr. Zamenhof desarrolló en 1887 el idioma esperanto, perseguía el afán de crear una lengua con la que un ciudadano del mundo pudiera comunicarse con cualquier otra persona usando ese idioma en común.

   Los buceadores empleamos un código de señales manuales basado en el modo en que gesticulamos y mecánicamente apoyamos nuestras ideas aquí fuera, y así nos entendemos, independientemente del país de origen de cada uno. Las más básicas las aprendemos en menos de un minuto al hacer un sencillo bautismo de buceo, y según continuamos formándonos como buceadores vamos conociendo otras más específicas.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Usando como título el de una famosa obra de nuestro genial pintor Joaquín Sorolla, la entrada de esta semana no tiene “chichi” que leer. En su lugar hay varios vídeos donde se explica (en inglés) con gran cantidad de curiosos detalles cómo se fabrican varios componentes del equipo de buceo que utilizamos. Es increíble cuánto esfuerzo, ingeniería, desarrollo, trabajo y personas hay detrás de todo esto, para pasar buenos y seguros ratos en el agua. 

   ¡Seguro que aprendes algo nuevo!

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Si nos describieran un animal que dispone de tres corazones; que su sangre no es roja como la de cualquier animal por el hierro de la hemoglobina, sino azul por el cobre de la hemocianina; que sus patas son semiautónomas alojando sus propias neuronas; que su pupila rasgada siempre se encuentra nivelada horizontalmente independientemente de su posición, que es capaz de disparar nubes de tinta; y que, además, tiene el sistema reproductor femenino detrás de los ojos, podría parecer la descripción de un ser alienígena.

  Aparte de las ya conocidas delicias gastronómicas que el pulpo nos ofrece, vamos a bucear un poco para descubrir algunas facetas de este asombroso animal.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Se prepara el estreno en cines de la primera película documental submarina producida en España, que ha contado con el apoyo de TeleMadrid, IB3, RTV Canaria y RTV Castilla-La Mancha como coproductoras. 

   En estas semanas se está ultimando en Valencia los preparativos para el estreno en cines del largometraje documental Arrecifes. Oasis de vida, un increíble viaje por los fondos oceánicos de nuestro planeta que desvela, con imágenes inéditas, los aspectos más sorprendentes de los arrecifes de coral. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Es frecuente en el mundo del submarinismo saber historias de tesoros más o menos antiguos: desde novelas, películas, algún amigo que nos pregunta por el tema, etcétera. Tal como indiqué en la entrada anterior, tenemos la suerte de contar con un auténtico tesoro arqueológico cerca, en Villajoyosa: el Bou Ferrer, aunque no es el único.

Acerca del autor

Autor: Toni Esteve - Foto: Paco Garrido

Técnico Deportivo nivel II e instructor de buceo recreativo y de diferentes especialidades (buceo profundo, nocturno, orientación y navegación subacuática, rescate, nitrox, montaje lateral, etc.) de la Federación Española de actividades Subacuáticas. Lleva más de diez años formando buceadores, e intentando transmitir su pasión por el mar.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir