SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Música y Zarzuela

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Cientos de vecinos muestran su cariño hacia la Patrona de Petrer durante las fiestas | Jesús Cruces

En la medianoche de cada 5 de octubre el inicio de las Fiestas Mayores de Petrer, en honor a la Virgen del Remedio, lo constituye el canto de la Salve de la zarzuela El molinero de Subiza (1*). El Coro Parroquial que para esta ocasión se ve incrementado con  un buen número de voces de amantes de esta tradición, junto a la Unión Musical de Petrer, cuyo titular está al frente de la dirección, cumplen con un rito cercano a los setenta años. 

La Salve se canta al aire libre, delante de las escaleras de acceso a la Iglesia Parroquial de San Bartolomé. Previamente, la Unión Musical ha efectuado un breve pasacalles tras interpretar el Himno Nacional, ante la fachada del Ayuntamiento, justo cuando acaban de sonar las 12 campanadas desde el templo vecino. De un tiempo a esta parte tras el canto la banda de música en pasacalles se desplaza hasta la Calle La Virgen, y ante la hornacina donde se halla un cuadro precioso de la Patrona de la villa interpreta el pasodoble Petrel. Parece ser que este año hay alguna variación, nada original, y el manido pasodoble tendrá una primera ejecución, previa a La Salve.

Lo curioso, al menos para mí, es que en un acto de estas características el protagonismo musical, al menos en sus inicios, proceda de un fragmento  de zarzuela, y no sea una obra de verdadero carácter mariano, como lo son las otras salves que se interpretan durante los días festivos en el interior de la iglesia.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Promovidas y organizadas por la Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero (1*), durante el último fin de semana del actual mes de septiembre se llevará a cabo la tercera edición de las Jornadas de Zarzuela de Cuenca. 

Jornadas nacidas “con la intención de ser un lugar de encuentro para el intercambio de ideas y experiencias entre todos los agentes implicados en el género, ya sean musicólogos, intérpretes teatrales y musicales, gerentes de teatros, productores o los propios espectadores”. Esta declaración de intenciones cierra el libro editado en 2014, donde se recogen las sesiones académicas (conferencias, ponencias, debates y coloquios) de la primera edición de las Jornadas de Zarzuela, Cuenca 2013.

Este proyecto tuvo una segunda edición en 2014, y ahora llega la tercera, programada para los próximos días 25, 26 y 27 de septiembre.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
La Taberna del Puerto se reprensentó en Elda en 2012

Es habitual en Elda recordar y hablar maravillas de los festivales de ópera que, dentro de la programación de las fiestas mayores de septiembre, se llevaron a cabo durante los años setenta del siglo XX. Primero en la Plaza de Castelar y después en el Cine Cervantes. (1*) Sin embargo, nadie habla de las representaciones de zarzuela, aun habiendo tenido un mayor protagonismo en las fiestas septembrinas a lo largo del tiempo. Sobre todo a raiz de inaugurarse el Teatro Castelar.

Comentamos a grandes rasgos, algunos hitos zarzuelísticos, o de la lírica española, acaecidos dentro de los últimos 110 años. Fue una zarzuela, y del compositor de Villena Ruperto Chapí, con libreto de Mariano Pina: El milagro de la Virgen (2*) la elegida para inaugurar el Teatro Castelar, el 14 de septiembre de 1904. Obra de gran envergadura, al estilo de los mejores títulos del músico villenense, tales como La bruja, La tempestad, Curro Vargas, La cara de Dios o Margarita la tornera.

El milagro de la Virgen está totalmente olvidada desde hace muchos años, aun cuando gozó del mayor de los éxitos, a raíz de su estreno acaecido el 8 de octubre de 1884 en el Teatro Apolo de Madrid. Éxito que se prolongó durante varias décadas. Que una zarzuela de estas características, que precisa de grandes voces solistas, coro nutrido y orquesta amplia, fuese la elegida para inaugurar el Castelar habla bien a las claras de la enorme afición de los eldenses por la zarzuela, en aquellos tiempos, y sobre todo de su buen gusto y conocimiento del género.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Las primeras películas de cine sonoro filmadas en España datan del año 1932. El auge que la zarzuela llevada al cine había vivido desde sus inicios (1*) no se vio afectado de forma negativa, con esta mejora tan sustancial. Si acaso un buen número de músicos, mayormente en ciudades de provincias, se quedaron sin trabajo, al pasar a mejor vida el cine mudo. 

La película sonora sobre zarzuela mas antigua que se conserva, y en muy buenas condiciones de imagen y sonido, data de 1934: La dolorosa, con música del valenciano José Serrano (2*). Debieron resultar impactantes para la época, las escenas rodadas en exteriores. Todas ellas en la monumental población turolense de Albarracín. Como ocurrió con La verbena de la Paloma de 1935, no llegó a redondear su éxito, truncado por el inicio de la guerra. Fue en los paises de habla hispana donde mayor difusión alcanzó.

Esta versión cinematográfica de La Dolorosa presenta unas escenas iniciales añadidas a su libreto original, a modo de prólogo, que explican el porqué del devenir posterior de la desgraciada Dolores. También incluye un final añadido, todo de ambiente festivo, con pasacalle de gigantes y cabezudos y música de la zarzuela de este mismo título, con la imprescindible jota, en toda obra de ambiente aragonés que se precie.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Durante la tercera semana de este mes de junio, la 2 de TVE ha dedicado su serie Historia de nuestro cine a los musicales. Grandes éxitos de la filmografía española se pudieron revisitar, entre lunes y viernes: zarzuela, cuplé, revista, opereta y flamenco configuraron un variado menú.

Se rescataron La verbena de la Paloma, del año 1935, basada en la zarzuela estrenada en 1894 con música del salmantino Tomás Bretón, y La corte de faraón, partitura del valenciano Vicente Lleó estrenada en 1910, y último título llevado al cine, en 1985, con argumento de zarzuela u opereta española (1*). 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Bajo el título de Ruperto Chapi, la esencia de la zarzuela, el programa documental de la 2 de Televisión Española “Imprescindibles”, que se emite cada viernes a las 9 de la noche, con posteriores repeticiones, estuvo dedicado el pasado 5 de junio a la figura del compositor nacido en Villena (1*). No es este el primer documental que las televisiones públicas han dedicado a esta personalidad, imprescindible sin comillas, de la música española. Tanto TVE, al menos en dos ocasiones anteriores, como la desaparecida Canal 9, en su serie “Dossiers” ya se ocuparon antes de la vida y obra de Don Ruperto.  El documental estrenado el pasado día 5, está coproducido por TVE y la Excelentísima Diputación de Alicante, en cuya capital fue presentado en marzo último.

No aporta nada nuevo respecto a los anteriores. El eminente musicólogo Emilio Casares Rodicio, y el actual director del Teatro de la Zarzuela de Madrid, Paolo Pinamonti, son los principales documentalistas, por su nùmero de apariciones. En menor medida están las del director de orquesta Enrique García Asensio, Mari Luz González Peña, de la SGAE (2*), el músico villenense Antonio Ferriz, así como una brevísima presencia de nuestra soprano Ana María Sánchez. Apenas 20 segundos la vimos en antena. Peluquería, esteticista ¡para 20 segundos de aparición!. Insultante.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Tras una primera aproximación histórica al teatro de la Zarzuela de Madrid, sin profundizar en mayores detalles por razones de espacio, y después de haber tratado, igualmente a grandes rasgos, la presencia en su escenario de artistas eldenses (1*), aportamos nuevos datos de la andadura de este coliseo histórico (2*). Único en el mundo donde la zarzuela es el género básico de su programación, cada temporada.

Inaugurado en octubre de 1856, por la sociedad que formaron los compositores Joaquín Gaztambide, Francisco Asenjo Barbieri, el libretista Luis Olona y el barítono Francisco Salas, éste se convirtió en su único empresario a finales de 1857.

Ello no implicó que quienes salieron de la sociedad rompieran sus relaciones con Salas. Todo lo contrario. Siguieron componiendo y estrenando sus obras en el Teatro de la Zarzuela, y cosechando éxitos notables.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La sede central en Madrid del Banco de Vizcaya, que ocupó el edificio del Teatro Apolo, corrió la misma suerte que la Catedral del Género Chico. Si Apolo se mantuvo en pie casi 56 años, de 1873 a 1929, la entidad financiera cerró sus puertas en los albores del siglo XXI.

   La propia evolución social y económica española, con las fusiones de sus entidades bancarias, trajo consigo el cierre de esta sede central del Banco de Vizcaya. Actualmente el edificio está ocupado por el Área de Gobierno, Hacienda y Administraciones Públicas del Ayuntamiento de Madrid, dada su cercanía con el Palacio de Telecomunicaciones, donde Alberto Ruiz Gallardón, durante su periodo de alcalde de los madrileños, instaló los servicios centrales municipales.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Junto al de la Zarzuela, el Teatro Apolo de Madrid fue el segundo coliseo en importancia en la época dorada del Género Lírico Español. Se construyó en los terrenos donde hasta 1836 estuvo el convento de San Hermenegildo, en la calle de Alcalá, a mitad de camino entre la fuente de La Cibeles y el inicio de lo que, años mas tarde, sería la Gran Vía madrileña. (1*)

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Sin descartar la posibilidad de que otros artistas eldenses hayan actuado, además de los tres cantantes de nuestro artículo anterior en el Teatro de la Zarzuela de Madrid a lo largo de sus 160 años de historia encontramos al bailarín: Antonio Gades, y a los directores de orquesta: Gerardo Pérez Busquier y Pilar Vañó Bacete.

Acerca del autor

Autor: Elías Bernabé Pérez

Simplemente aficionado a la música clásica, tradicional, ópera y zarzuela. Como zarzuelista realizó programas en Radio Elda durante más de 25 años, siendo asiduo conferenciante de las Aulas de la 3ª Edad de Elda. Ha impartido conferencias en el Club Información, Ámbito Cultural de El Corte Inglés, CaixaGalicia en Ferrol, Casino de Monóvar y ADOC de Elda.

Ha sido presentador-mantenedor de un gran número de galas, conciertos y homenajes a personajes del mundo lírico, en Petrer, Elda, Murcia, Abarán y Alicante. Pertenece a la Asociación Pro Género Lírico Español, con sede en Madrid. En ella participó activamente en su proyecto, no fructificado, de crear una Federación Nacional de Zarzuela de Agrupaciones de Aficionados.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir