SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2221
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cuando aquellos pioneros de la fiesta salieron a las calles eldenses en 1944 de la mano de nuestros vecinos festeros de Petrer, Sax y Villena, no podían sospechar que, andando el tiempo, esa incipiente e improvisada manifestación festiva en honor a San Antón iba a ser lo que es en la actualidad. Han transcurrido casi 75 años y en el devenir de su historia, breve pero intensa, la fiesta nacida al calor de la hoguera ha pasado por multitud de vicisitudes hasta llegar a las puertas de la celebración de sus bodas de platino. En los años 40 y 50 del pasado siglo, tras el comienzo oficial de las primeras comparsas en 1945, se produjo una gran explosión festera: a las cinco comparsas primigenias de Cristianos, Estudiantes, Contrabandistas, Marroquíes y Realistas se sumaron otras nuevas como los Piratas, Navarros, Musulmanes, Zíngaros y Marineros. Los festeros ostentando esos trajes oficiales, en su mayor parte emparentados con comparsas vecinas y amigas de otras poblaciones, que dieron realce y secundaron la tradición festera mora y cristiana de nuestras tierras alicantinas, se multiplicaron en cada una de las comparsas alcanzando la fiesta un esplendor sin igual en nuestra ciudad.

Sin embargo, en la década de los sesenta la fiesta tuvo un gran bache que lamentaban algunos de sus fundadores en la prensa local en el año 1965. Sus opiniones sobre el futuro de la fiesta eran bastante pesimistas ya que, decían, la juventud no llegaba a incorporarse a las filas de las comparsas como hubiera sido deseado por quienes ostentaban la dirección y organización de la fiesta. Desparecieron comparsas como los Marineros y Navarros, alguna de ellas dejó de salir un año -los Marroquíes- y la mayoría soportaron una verdadera sangría en el número de sus afiliados. Lo que había nacido con ese espíritu festero tan intenso e ilusionante parecía que se iba diluyendo irremediablemente entre el fragor de una fiesta que ya el pueblo había hecho plenamente suya.

Tendría que llegar la celebración del 25 aniversario de su creación en 1969 para que de nuevo la fiesta comenzara a resurgir, y se produjo entonces una eclosión festera que hizo que la mayoría de las comparsas fueran masificándose poco a poco en las décadas de los 70 y 80 hasta alcanzar niveles de participación impensables hasta entonces en nuestra fiesta. Surgieron nuevas comparsas como los Caballeros del Cid -que no tendría una muy larga vida- y las Huestes del Cadí, y fue tan intensa esa participación masiva de festeros que durante esos años hubo incesantes cambios en los actos e itinerarios para poder adecuarlos a la gran cantidad de festeros y festeras que militaban en nuestras comparsas.

Por fin, la década de los 90 del pasado siglo nos trajo la celebración del 50 aniversario de la recuperación de la Fiesta de Moros y Cristianos en nuestra ciudad, y con ello la fiesta alcanzó por fin una estabilidad y una estructura centrada en los actos e itinerarios que, al fin, tuvieron un puesto fijo y, yo diría que casi inamovible, en el calendario festero anual y ello, qué duda cabe, influyó en una mayor esplendor y solemnidad en la celebración de la fiesta.

Hoy la fiesta de Moros y Cristianos de Elda tiene unas bases muy consolidadas, y puede codearse, sin ninguna duda, entre las más grandes de la Comunidad Valenciana. Las comparsas gozan de muy buena salud, se respeta la idiosincrasia de la propia fiesta y el esplendor y magnificencia de los actos festeros son evidentes. Sin duda, nuestros festeros y sus dirigentes han sabido consolidar y estructurar una fiesta que ya puede ser considerada como verdaderamente tradicional y muy arraigada en la sociedad eldense, siendo sin lugar a dudas la fiesta más importante de la ciudad, tras las patronales del mes de septiembre.

El próximo 2019 se van a cumplir los 75 años de su reinstauración en nuestros lares y la Junta Central de Comparsas de Moros y Cristianos se apresta a su celebración con un gran derroche de ilusión y profusión de actos que se van a programar desde finales del 2018 para que los festeros y todo el pueblo de Elda puedan disfrutar plenamente de esta efemérides.

Acerca del autor

Autor: José Blanes Peinado

Festero de la comparsa de Moros Musulmanes desde hace 50 años. He sido secretario, cronista y presidente de esta comparsa, presidente de la Comisión de Embajadas y Alardo y, finalmente, presidente de Junta Central desde 1995 a 2006. Actualmente ejerzo el cargo de cronista oficial de la Fiesta de Moros y Cristiano de Elda. Mi trayectoria, como puede verse, ha sido larga y yo diría que fructífera en los entresijos de la Fiesta y, además de trabajar por ella, he dedicado gran parte de mi vida a estudiar, investigar y opinar sobre los diversos aspectos de los Moros y Cristianos en infinidad de publicaciones especializadas, en diversos congresos sobre temas festeros y a participar en charlas, mesas redondas e incluso pregones en algunas poblaciones festeras de nuestro entorno. Por todo ello, pretendo compartir en este blog todas mis experiencias y estudios en este campo tan atractivo de la Fiesta con las personas que tengan alguna inquietud en este sentido y con los festeros en general, intentando inculcarles ese virus tan intenso que nos hace sentir y disfrutar esa gran representación festiva que es la Fiesta de Moros y Cristianos.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir