SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 454
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Desde la antigüedad a los adolescentes se las ha puesto "como hoja de perejil”:

Hace aproximadamente 2.500 años, Sócrates decía: “Los jóvenes de hoy son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran la comida y le faltan al respeto a sus maestros”.

Algo más joven el médico Hipócrates añadía: “Los jóvenes de hoy no parecen tener respeto alguno por el pasado y esperanza ninguna por el porvenir”.

En la actualidad solo se habla de ellos cuando hacen una trastada o cometen un acto delictivo. Esto ha creado un sentimiento social de rechazo hacia ellos.

Muchos padres relatan que cuando se tiene un adolescente en casa, es como si a su cariñoso y obediente niño lo hubieran abducido unos extraterrestres y les hubieran devuelto a un ser de mayor tamaño, siempre cabreado, pidiendo, callado, victimista y disconforme con su cuerpo.

Si a ser padre nadie nos enseñó, más perdidos estamos cuando tenemos que alimentar, cuidar y educar a un "marciano”, ¡perdón!, a un adolescente.

Los políticos no les prestan atención, sobre todo porque estos jóvenes no tienen peso electoral, no votan.

El sistema educativo tiene un problema sangrante con el fracaso escolar, a pesar de los excelentes profesionales con los que cuenta la educación.

El sistema sanitario, no los conoce:

  1. Son el grupo de población más sano.
  2. No se les ha estudiado en la universidad.
  3. Apenas se tiene contacto con ellos en alguna consulta o en urgencias.

Pero las estadísticas contradicen esta mala fama, pues son menos del 20% los jóvenes que van a tener problemas a largo de la adolescencia, o sea, que el 80% pasará esta etapa sin hacer apenas ruido.

Personas como: Albert Einstein, Charles Darwin, Winston Churchill, Thomas Edison, Giuseppe Verdi, Picasso, Leonardo Da Vinci, Steve Jobs, Bill Gates y muchos más… han pertenecido a ese 20% de rebeldes sin causa, inconformistas, desafiantes, críticos con el sistema; pero con el tiempo se han convertido en dinamizadores del cambio y referentes para toda la Humanidad.

Sé que no va a ser tarea fácil para nadie, pero si somos capaces de ver y apoyar lo mejor de ellos, estaremos no solo evitando su marginación, sino también apostando por el futuro de todos, pues muchos de estos adolescentes serán determinantes el día de mañana  para el 100% de la población.

Mi próximo artículo se titulará: ”El premio de que te expulsen”.

Este artículo también lo podéis encontrar en el blog hwww.adiccionesadolescentes.es

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: José José Gil

Me llamo José José Gil (J.J.) y soy Enfermero de la Unidad de Conductas Adictivas de Elda. Reconozco que soy un apasionado de mi trabajo y como profesional y padre llevo muchos años investigando las ADICCIONES ADOLESCENTES.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir