SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Valle sin clan

Literatura

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Alicia García Núñez (derecha) y Chantal Maillard (izquierda)

Mi cuerpo es

un mapa de cicatrices

y tatuajes, lo cruzan letras,

algunos símbolos, muertos

que no desaparecerán.

Mi sangre transporta tinta,

afanada, queriendo ser escrita.

He aquí uno de los poemas del interesantísimo libro de la ilicitana afincada en Barcelona Alicia García Núñez, Más cicatrices me hacen más alta. Periodista y artista visual además de poeta, este es su tercer libro tras publicar La historia sin nosotras en 2011 y Sombras en 2012. Un libro nada complaciente, de una valentía extrema, que no rehúye la aflicción ni la adversidad. Una propuesta radical. En el fondo y en la forma. Fruto de un viaje real a un pueblecito de Eslovenia en septiembre de 2012 y varias escalas en otras ciudades y países, el libro supone un viaje iniciático hacia una madurez siempre inacabada: “Más cicatrices/ me hacen más alta,/ más débil, más fuerte;/ más gato, no pasa el tiempo/ por esta piel marcada”, como recoge uno de los poemas nucleares del conjunto escrito en Eslovenia.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Paraninfo de la Fundación Pública Gallega Camilo José Cela 

¿Cuál es la obligación de los herederos y depositarios de las obras literarias de gran valor con respecto a su pervivencia en el tiempo y  para que llegue en las mejores condiciones a las generaciones venideras? Las polémicas suscitadas en los últimos años en torno a los legados y las instituciones que habrían de custodiarlos en el caso de escritores tan emblemáticos como Rafael Alberti, Camilo José Cela, Franz Kafka, Stieg Larsson o Miguel Hernández entre otros, deberían llevarnos a redefinir las funciones que una custodia responsable, ajena a pugnas políticas o económicas, debe cumplir.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Con otros poetas de su generación en el homenaje a Machado en Colliure. Febrero de 1959

Cada año nos trae alguna conmemoración. En 2015 rememoramos el quinto centenario del nacimiento de santa Teresa de Jesús y también se cumplen 25 años de la muerte de un poeta irrepetible: Jaime Gil de Biedma. Con sesenta años y dos meses, y el reconocimiento unánime de la crítica con sólo cuatro libros de poemas, bastantes de ellos memorables, fallecía de sida el 8 de enero de 1990. Las personas del verbo, título que acoge el conjunto de toda su poesía, con sus escasas 150 páginas, ha sido uno de los libros más influyentes entre los poetas de las generaciones posteriores. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Biblioteca Alberto Navarro de Elda

Bajo este título casi decimonónico, por el concepto geográfico, recojo el guante lanzado por Rafael Carcelén, en su blog sobre literatura y paso a dar mi opinión, insisto, siempre desde la perspectiva personal y de ciudadano de a pie, nunca como profesional de la lectura y menos como bibliotecario, para evitar mayores consecuencias.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Participantes en el 1º certamen Gramat en abril de 2014 en el Alminar.

Por tercera vez, y dentro de la octava Quincena cultural de Octubre Negro, el pasado domingo 19 de abril se convocaba en el Alminar  a los participantes de los premios GraMat. Un certamen consistente  en escribir durante 45 minutos -in situ- un relato de hasta trescientas palabras y cuyo comienzo es siempre una frase elegida al azar por la organización, de entre varias posibles. En este caso, por tratarse de una quincena dedicada a la literatura oriental, se escogió una frase de Al sur de la frontera, al oeste del sol, del japonés Haruki Murakami.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El pasado viernes 17 de abril, dentro de las actividades de la 8ª Quincena cultural de Octubre Negro y tras inaugurar en Le Ore espacio multicultural una exposición de getas japonesas pintadas y decoradas por más de treinta artistas a beneficio de Asprodis, bajo el título de AWARE KANA se presentó en Sfera Café Cultural, en la plaza Mayor, una exposición de pequeñas tintas del artista Francis Morell, a cada una de las cuales le acompañaba un haiku compuesto por la poeta de Monóvar, Esther Abellán. He aquí un par de ellos:

Río sin agua.

La espalda curva,

pasos cansados.

 

Otoño frío, 

acuciante mirada, 

vuelo sin alas. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Germain Droogenbroodt leyendo sus poemas en Shangai. Septiembre de 2013

Conozco desde hace más de veinte años al poeta, traductor y editor de poesía internacional Germain Droogenbroodt. Fruto de nuestras múltiples colaboraciones traduciendo toda su obra al castellano y a su propio idioma, el flamenco (lengua de la región de Flandes en Bélgica), a infinidad de poetas de medio mundo y, entre los españoles, a Miguel Hernández, Juan Gil-Albert, Francisco Brines o José Ángel Valente, destacaría dos constantes en él: por un lado, el empeño  que pone y el rigor extremo que aplica en todo lo que hace. Su nivel de exigencia, en tantas sesiones en su casa traduciendo, me ha dejado a veces exhausto, aunque la satisfacción al ver los resultados siempre haya compensado con creces el agotamiento. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Cartel quincena cultural abril 2015

El colectivo cultural Octubre Negro nació en 2011, y debe su nombre a la primera quincena realizada conjuntamente con La Sastrería y dedicada al cine y la novela de género negro. Aquella propuesta supuso que durante medio mes de octubre se proyectasen películas de dicho género, se leyesen varios fragmentos de novelas destacadas, charlas, poemas de género negro, ambientación musical, animación teatral… toda una serie de actividades que fueron muy bien acogidas por el público asistente y que marcó la pauta para proseguir con esta fórmula hasta hoy, cuando estamos en puertas de la celebración de la 8ª Quincena cultural, Vientos del Este, dedicada al mundo oriental y su influencia en nuestra literatura en Occidente. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

"¿Cuál es el gran peligro de la situación actual? La ignorancia. La ignorancia aún más que la miseria. (…) ¡Y en un momento como éste, ante un peligro tal, se piensa en atacar, mutilar, socavar todas estas instituciones que tienen como objetivo expreso perseguir, combatir, destruir la ignorancia!"

Victor Hugo (1802-1885)

   Para empezar, propongo enviarle a nuestro ministro de Educación y Cultura esta joya de libro: La utilidad de lo inútil, de Nuccio Ordine. Ya sé que no va a modificar ni un ápice sus presupuestos neoliberales, utilitaristas y mercantilistas con que va gestando una tras otra las leyes jurásicas de su ministerio. Pero al menos comprobará que si aún cree que engaña a alguien con sus decretos es únicamente a sí mismo. Cargarse las humanidades y un concepto de la cultura como territorio del auténtico crecimiento interior y lugar de encuentro de lo diverso, terminará encaramándolo en el pedestal más necio.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El Día Mundial de la Poesía fue implantado en 2001 por la Unesco, y se celebra cada 21 de marzo (cuando llega la primavera) con el propósito de consagrar la palabra esencial y la reflexión sobre nuestro tiempo. En 2011 la Dra. General de la UNESCO abría la celebración con estas palabras:

   “El mensaje de los poetas, a menudo testigos de excepción de las profundas transformaciones políticas y sociales de la historia, es imperecedero. Sus textos nos invitan a forjar una paz duradera en las conciencias, a replantearnos la relación del hombre con la naturaleza y a fundar un humanismo que se nutra de la singularidad y a la vez de la diversidad de los pueblos. Es una empresa difícil, que exige la participación de todos en escuelas, bibliotecas e instituciones culturales”. Y concluía señalando que “la poesía está presente en todas partes y, sin embargo, es al mismo tiempo inasible. Su fragilidad aparente, ligada a su carácter inmaterial, hacen de ella un arte superior invulnerable, que no teme los asaltos del tiempo o de las intolerancias”.

Acerca del autor

Autor: Rafael Carcelén

Además de disfrutar como maestro de escuela, me encanta escribir. Y leer. Y subir los montes alicantinos. Y jugar al ajedrez. Y… siempre me sigue apeteciendo aprender. Y segregar lo que aprendo -lo que vivo, lo que siento- en artículos, poemas y aforismos como éste: “¿Es imaginable la felicidad en un grano de pimienta?”

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir