SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Valle sin clan

Literatura

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Portada del calendario 2018 a beneficio de Asprodis, realizado por Vicente Esteban.

Mientras Don Quijote deja ir la mirada allá a lo alto, vagando sus pupilas por esa aventura que su imaginación cavila tras leer el último capítulo del libro que sostiene entre las manos, Sancho da buena cuenta de un enorme bocadillo con la más ruda de las glotonerías. Lo real y lo imaginado, lo terrenal y lo trascendente, lo práctico y lo mental, se unen en esa fotografía con la que Vicente Esteban abre el calendario solidario que como cada año, y ya van seis, realiza conjuntamente con Asprodis. Presentado el viernes pasado, 3 de noviembre, en el salón de actos del colegio Padre Manjón, al evento acudieron más de trescientas personas y no faltaron ni el alcalde de Elda ni la alcaldesa de Petrer. El grupo teatral Carasses, por su parte, amenizó la entrada al acto con varios personajes literarios que hicieron las delicias de los asistentes.

El título, Un año entre libros, resume a la perfección la convergencia en él de la fotografía y el mundo de la literatura, ambos para una causa solidaria: la Asociación pro-disminuidos psíquicos de Elda y su comarca. No es casual que, tratándose de libros, se eligiera el colegio Padre Manjón para su presentación, puesto que en el mismo edificio se ubica la Biblioteca Municipal Alberto Navarro, que este año cumple su décimo aniversario como tal, aunque su ubicación allí data de 1952 cuando el cronista eldense la inauguró en lo que era entonces el salón de actos del colegio.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Participantes, jurado y concejala de Cultura en los premios Gramat del pasado domingo 22 de octubre.

Ella se aproximó al lavabo con la sensación de que la vieja pesadilla había vuelto a atraparla. Se miró al espejo del pequeño baño del camarote del barco. Un crucero como bálsamo de las heridas aún abiertas que los hechos acaecidos, habían dejado en su alma, es lo que eligió su marido intentando que las sombras no se apoderaran de su lucidez.

Atrás quedaron los días en los cuales eran tres los que compartían risas, juegos, viajes y dominicales mañanas de cama. Atrás quedaron idas y venidas al colegio, a fiestas de cumpleaños... su vida entonces era plena. La juventud no la dejaba pensar en otra cosa que no fuera futuro.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

-LOCUS AMOENUS-

La literatura pastoril renacentista recogió el tópico clásico del locus amoenus.

El propio título de esta sección (Locus amoenus: lugar ameno, delicioso, idílico) constituye uno de los tópicos más reiterados en épocas como la grecolatina o el Renacimiento. Esos lugares amenos tienen que ver con paisajes idealizados, propicios al amor, en pleno disfrute de la naturaleza, de un modo sosegado y armonioso, donde el espíritu se solaza y se recrea profundamente. Florecientes primaveras, prados verdes, fértiles fuentes, claros riachuelos de suave son, una brisa fresca…un tópico que se recoge abundantemente en la tradición de la literatura pastoril. Y que llega hasta nuestros días. La canción Imagine de John Lennon alienta a construir un mundo pacífico, en un ambiente armonioso, natural, libre, cooperativo, solidario…

En la primera parte de esta entrada de presentación ya hablé de los distintos tópicos que han pervivido a lo largo de los siglos y del diferente tratamiento o la preeminencia de unos tópicos sobre otros según el contexto concreto en cada momento.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Miembros del jurado que ha otorgado el Premio Princesa de Asturias de las Letras.

Este viernes 20 de octubre se entregan en Oviedo los Premios Princesa de Asturias 2017. El de las Letras ha recaído en el poeta y ensayista polaco Adam Zagajewski, quien ya obtuviera el Premio Europeo de Poesía en 2010 y es uno de los que también suenan para el Nobel de Literatura. Nacido en 1945 en Lvov, población perteneciente hoy a Ucrania, gran parte de su obra poética y ensayística ha sido traducida al español en la editorial Acantilado. Este mismo año, sin ir más lejos, se acaban de publicar en dicha editorial su ensayo breve Releer a Rilke y el poemario Asimetría, este último traducido por Xavier Farré, un profundo conocedor de su trayectoria y de toda su obra.

Más allá de ese tiempo convulso que le tocó vivir, Rilke nos fascina -en palabras de Zagajewski- por su intensa vida interior, su incansable búsqueda de la belleza, su paciente espera creativa para terminar las Elegías de Duino o ese modo de vida entre aristocrático y antimoderno que le llevó a viajar por media Europa. En Releer a Rilke, el poeta polaco nos cuenta cuánto le deslumbró la lectura de la Primera de las Elegías: “La calle desapareció de repente, se evaporaron los regímenes políticos, el día se volvió intemporal, me topé con la eternidad y la poesía despertó”. En la página 43 de este opúsculo sobre uno de los más grandes poetas del siglo XX, escribe Zagajewski: “Hay al menos dos grandes traiciones que le acechan a todo poeta, una de las cuales consiste en olvidar el dolor de la historia moderna en nombre de una vida espiritual a la que no han afectado los acontecimientos, y otra relacionada con el prestar atención al dolor de la historia moderna pero olvidando la delicada e innombrable sustancia de nuestra interioridad”.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Cartel de la nueva Quincena cultural de Gramática Parda.

Nuevamente, con octubre, llega a Elda y Petrer la Quincena cultural, en este caso organizada por el colectivo de Gramática Parda, tomando el testigo de Octubre Negro que las organizó en las doce ediciones anteriores. El tema no puede ser más sugerente: los sueños. Del 18 al 29 de octubre, el mundo onírico estará presente en un elenco de actividades tan atractivas y variadas como siempre. Abrirá el conjunto una charla en torno a La interpretación de los sueños a cargo de Desiré Ruiz, el miércoles 18 a las 21 horas en la cafetería Puerto Banús (esquina entre las calles Príncipe de Asturias y Pi y Margall en Elda).

Los libros son uno de los ejes vertebradores que nunca han faltado a la cita. En esta ocasión, se presentan dos libros de sendas autoras de Petrer: Verónica Martínez, con su cuarta novela en solitario, Evocadora, que será presentada en el Centro Cultural de Petrer el jueves 19, a las 20,45 horas, por la poeta y actriz Cristina Masiá y en la Biblioteca Alberto Navarro de Elda, el martes 24 a las 20,30 horas, por Reme Páez. Después de 3 novelas de género histórico (El paso de los españoles, 2011; El secreto de Loarre, 2013 y Mirada de gato, 2015) y su participación en 2 novelas colectivas de género negro (La huida parda, 2015 y Después de la huida, 2016) esta novela sorprenderá a sus lectores. Por su parte, Pilar Contreras nos invita con el poemario Matices a adentrarnos en su itinerario íntimo para reflexionar y compartir una forma de mirar, de percibir, de soñar… el sábado 21 de octubre, a las 18 horas, en el Museo Etnológico Mosaico de Elda, a cargo de Marisol Puche y Mª Cruz Pérez Ycardo, será la presentación.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

-EL DINOSAURIO TODAVÍA ESTABA ALLÍ-

Ángel González se movió como nadie entre los límites de los géneros.

Eso era amor

Le comenté: 
-Me entusiasman tus ojos. 
Y ella dijo:  

-¿Te gustan solos o con rimel? 
-Grandes, respondí sin dudar. 
Y también sin dudar me los dejó en un plato y se fue a tientas.

 

¿Quién podría decir que no estamos ante un microrrelato? En este texto confluyen los ingredientes propios del género: narratividad, diálogo, brevedad, un final insólito por imposible o la alusión clara a esa pregunta en un bar, dicha por el camarero tras pedir un café, de “¿sólo o con leche?”. Sin embargo, esta perspectiva coloquial no le resta fuerza a la idea, vigorosa aunque parodiada, de que el amor es ciego y por él podemos hacer cualquier cosa, hasta darlo todo quedándonos a tientas con nuestra sola confianza en él.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

-A VISTA DE JÍBARO-

Reunión de escritores del Taller de Literatura Potencial (OULIPO) en 1975. Calvino es el primero de la izquierda.

Antes de entrar en materia, conviene recordar que Italo Calvino perteneció al grupo Oulipo (Taller de Literatura Potencial) junto a otros destacados creadores como Georges Perec, Jacques Roubaud, Harry Mathews o Raymond Queneau, entre otros. Precisamente este último fundó el grupo en 1960 y escribió que la literatura potencial supone la búsqueda de formas y de estructuras nuevas que podrán ser utilizadas por los escritores como mejor les parezca”. La escritura como infinito laboratorio de posibilidades, donde matemática y juego ocuparán un lugar central y donde toda combinación y experimentación formal se ejecutan siempre en aras de una libertad total. Concebidos siempre como auténticos ejercicios de estilo (así tituló Queneau un libro característico) o como ensayos en un laberinto imaginativo y lingüístico interminables.

“La literatura seguirá teniendo una función únicamente si poetas y escritores se proponen empresas que ningún otro osa imaginar. Desde que la ciencia desconfía de las explicaciones generales y de las soluciones que no sean sectoriales y especializadas, el gran desafío de la literatura es poder entretejer los diversos saberes y los diversos códigos en una visión plural, facetada del mundo”.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

-LOCUS AMOENUS-

Ovidio y Horacio, dos de los referentes para el estudio de los tópicos literarios.

Si tuviésemos que hacer una lista de los temas más reiterados en la historia del cine o de la literatura, y más allá de sus argumentos o las motivaciones que muevan a sus personajes, de uno u otro modo, casi todos acabarían remitiéndonos al amor, la belleza, la vida y su brevedad, el paso del tiempo, la muerte… Al fin y al cabo estas han sido las preocupaciones fundamentales del hombre en todas las épocas. En el caso de la literatura, estos temas recurrentes a lo largo de la historia se denominan tópicos, es decir aquellos “lugares comunes” que conforman una tradición cuyo origen, tal como nos ha llegado, se remonta a la época clásica grecolatina (Anacreonte, Homero, Safo, Horacio, Ovidio, Ausonio, Catulo, etc). Pero, como veremos, la pintura, la música o el cine, incluso los de hoy, no han dejado de nutrirse de estos tópicos. Su pervivencia en el tiempo y su plena vigencia es un claro indicador de su estado más que saludable.

Hablamos pues de una herencia que se ha actualizado en los creadores de todo tiempo y lugar desde entonces. Entre otras cosas porque un escritor es antes que nada un buen lector y resulta improbable no recibir el influjo, consciente o inconscientemente, de estos motivos y temas con raíces ancestrales. ¿Significa esto, en consecuencia, que en la literatura no hay nada nuevo bajo el sol (por cierto, una expresión que en latín se dice Nihil novum sub sole y que en sí misma remite a uno de los tópicos tradicionales que ya aparece en el Eclesiastés)? No exactamente. Que las preocupaciones de los creadores se hayan mantenido en el tiempo y que temas antiquísimos sigan hoy vigentes no anula ni empequeñece el enfoque y el tratamiento apropiados que en cada época ha tenido un mismo tópico ensartado en la tradición.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Adela Cortina y el libro recién publicado.

 Publicado el pasado mes de mayo, Aporofobia, el rechazo al pobre, es el último libro de Adela Cortina, excelente ensayista y catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia. Llega en el momento oportuno. Justo para reflexionar rigurosa y profundamente en torno a uno de los problemas más acuciantes en este mundo tan agitado del nuevo milenio en el que estamos informados al instante de cuanto ocurre en todas partes pero en el que olvidamos lo ocurrido muy poco después.

Un libro cuya lectura no solo no defrauda sino que nos aporta una mirada analítica y una visión coherente de los problemas con los refugiados, la desigualdad y la pobreza, en nuestras sociedades occidentales. Sin la reducción de estas lacras, afirma la autora, sin una mirada autónoma y compasiva, si no nos proponemos educar la conciencia de un modo crítico y al amparo de la Ética, difícilmente modificaremos esa actitud de rechazo siempre latente hacia los inmigrantes, los pobres y los necesitados.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Nueva reedición de este clásico de A. Rimbaud.

Este bien podría ser el lema para etiquetar al verano con las temperaturas más altas que se ha registrado hasta hoy. Pero no, alude a una nueva, la enésima, reedición de la obra homónima de Arthur Rimbaud. Cumbre donde las haya de la alquimia del verbo, de la prosa poética de todos los tiempos. Publicado en 1873, siglo y medio después, su vigencia no decae.

Y es que, como ocurre siempre tras el fin del descanso estival, las editoriales anuncian sus propuestas para llenar los escaparates de las librerías en la nueva temporada que ahora se inicia. Novelistas de primer nivel como Paul Auster, Javier Marías, Neil Gaiman, Ricardo Piglia, Roberto Saviano o Isabel Allende; la edición definitiva de la poesía de Samuel Beckett o una biografía de la pintora Tamara de Lempicka, escrita por Laura Claridge, verán la luz este otoño. Y, por primera vez en castellano, la obra Problemas fundamentales de la fenomenología, un conjunto de las primeras lecciones de Heidegger, que permiten comprobar el sustrato básico a partir del cual se irá levantado su proyecto filosófico.

Acerca del autor

Autor: Rafael Carcelén

Además de disfrutar como maestro de escuela, me encanta escribir. Y leer. Y subir los montes alicantinos. Y jugar al ajedrez. Y… siempre me sigue apeteciendo aprender. Y segregar lo que aprendo -lo que vivo, lo que siento- en artículos, poemas y aforismos como éste: “¿Es imaginable la felicidad en un grano de pimienta?”

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir