SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 5632
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La FAD, Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, tiene una mala noticia y otra peor.

La mala: más de 480.000 menores se han emborrachado en el último mes; la peor, que todos pensamos que esto no va con nosotros.

El problema del alcohol con menores es que no vemos que sea nuestro problema. ¿Hacemos algo? También depende de nosotros.

Lo normal a los cinco años es que quisiéramos ser superhéroes o astronautas;  a los ocho, ser veterinarios o deportistas;  a los once años  ser estrellas del pop. Pero advertimos que lo normal a los trece años es que se inicien en el consumo del alcohol, pero esto no debería de ser «lo normal».

Hablar con ellos hoy, evitarán un mal trago mañana.

Observar cualquiera de los dos anuncios por televisión y escucharlos de forma constante, debería hacernos pensar que el problema del consumo de alcohol en menores podría evitarse en la mayoría de los casos. Desgraciadamente, una gran parte de la población mira para otro lado, y como dice el anuncio de la FAD, “esto no va con nosotros”.

Todos debemos de involucrarnos en este problema, desde los padres y el resto de las familias, hasta los hosteleros o comercios donde se dispense alcohol. No se trata, simplemente, de negarnos a que se beba o de no vender alcohol a menores. Todos debemos inculcarles  y explicarles las consecuencias negativas que puede producir la ingesta del mismo. No se debe de resolver el problema cuando ya ha comenzado, se debe de atacar desde el principio, cuando el menor empieza a salir y comienza a relacionarse con nuevas amistades. Es aquí cuando se les tiene que mentalizar, es la oportunidad que tenemos para evitar un problema mayor. 

El pasado 1 de noviembre del 2017, gran parte de la población española se sintió alarmada cuando se tuvo conocimiento de que una menor de 12 años, reitero: 12 años, falleció por un coma etílico tras haber participado en un botellón con un grupo de amigos en un descampado en el pueblo de San Martín de la Vega (Madrid), cuando celebraban Halloween.

Desde estas líneas puedo asegurarles que ese desgraciado suceso no fue un caso aislado, la intoxicación etílica cada vez se acentúa más entre los menores, con ingresos o consultas en los servicios de urgencia, el botellón contribuye a aumentar el riesgo entre menores.

Todos debemos intervenir para evitar hechos desagradables. Tenemos y debemos de explicarles a los jóvenes las situaciones que les puede acarrear el consumo de alcohol. Las autoridades deben  evitar los botellones y vigilar que los locales que faciliten este tipo de bebidas cumplan con toda la normativa al respecto, en caso contrario que sean sancionados.

La facilidad con la que se puede acceder a comprar bebidas alcohólicas, el desconocimiento de los menores a la hora de adquirirlas y la poca profesionalidad de algunos locales donde se vende, ojo: no he dicho todos los locales, a todos no se les puede colocar en el mismo cesto, dentro del mundo de la hostelería y de los comercios existimos profesionales que velamos por la seguridad del cliente, otros siguen la norma de que “todo vale”, si yo no lo vendo otro lo hará y” la pela es la pela”.

Básicamente, estas situaciones son las que generan el descontrol que actualmente tienen muchos jóvenes cuando celebran fiestas en locales cerrados o descampados, tenemos que evitar entre todos los atracones de alcohol, no puede ser que la edad media del inicio en el consumo de alcohol en nuestro país sea de 13,8 años según las estadísticas, se tiene que evitar YA que más del 75% de escolares entre los 14 y los 18 años consuman alcohol. Es el deber de todos poner coto y actuar, desde explicar las causas nefastas para la salud y su adicción, hasta la actuación de los diferentes servicios policiales y sus formas de proceder, actuando con la máxima severidad con los establecimientos que venden alcohol a menores e identificarlos para, posteriormente, ponerlo en conocimiento de los padres.

De todos depende erradicar este problema porque, guste o no, es un problema de todos. 

¿HACEMOS ALGO? 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: José J. González

Bienvenidos a mi blog sobre enología y hostelería. Llevo 23 años desarrollando la profesión de hostelería y me gustaría que este blog fuese un punto de encuentro para los lectores del Valle de Elda y de cualquier persona que quiera seguirnos. Para cualquier sugerencia podéis escribir al correo electrónico de esta redacción.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir