SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Enología y hostelería

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Disfrutar de una buena comida en compañía de apreciados comensales es posiblemente un evento del que a todos nos gusta participar, si abres una botella de agua o un simple refresco hasta ese momento todo pasará desapercibido, pero todo cambia cuando pasas al vino.

Beber vino es un placer, siempre que lo hagas con moderación, pero en ocasiones se hace complicado cuando el desconocimiento por parte del anfitrión a la hora de servirlo o de hacer la elección de este se reduce a que no sabe nada o casi nada sobre el mundo de los vinos.

Con el presente artículo quiero hacerles llegar unas pocas nociones que podrán sacarles siempre o casi siempre de algunos apuros.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Regento un bar-cafetería desde hace más de veinte años y aunque parezca increíble cada cliente es como un amigo o un familiar, los cuales pasan a visitarnos siempre que quieren y pueden. En ocasiones cuentan sus anécdotas, en otras, problemas personales y en las que más el día a día de lo que nos va sucediendo.

Me resulta imposible no mostrar mi preocupación y mi afecto por ellos, aunque algunos me puedan caer mejor que otros, aunque también debo de reconocer que existen algunas actitudes en algunos de ellos, los que menos, que te pueden sacar de quicio, bien por falta de educación o en algunos casos por exceso de alcohol, el cual los transforma en auténticos energúmenos; repito son los que menos, especialmente en mi local, ya que me cuido de evitar la visita de estos individuos, aunque estas situaciones las he podido vivir en otros locales de ocio y he de reconocer que resulta bastante desagradable, no solo para los hosteleros sino también para los clientes, vivir situaciones en las que se le llama al orden a estos llamados “clientes”.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El pasado 6 de marzo tuve la oportunidad de visitar este Pago familiar, que fue construido sobre una vieja bodega de 1808, y de la que todavía se conservan los subterráneos y sus gruesos muros, cuyo interior se utiliza para la crianza y el envejecimiento de sus vinos.

Son doce hectáreas de viñedos con los que cuenta esta bodega, la cual se encuentra situada en el centro de estos. De ahí surge su denominación de Pago.

Pago de Tharsys se encuentra ubicada dentro del municipio de Requena, tierra donde se vive, se transpira y se ama el vino, un lugar que desde el inicio de mi visita me impactó, tanto por su hospitalidad como también por los conocimientos que poseen sus habitantes sobre el mundo de la enología.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Dadas las numerosas preguntas acerca del vocabulario específico dentro de la enología, he querido dedicar una serie de artículos a este tema.

Dentro de todo lo relativo al mundo del vino, se emplea una terminología básica que en ocasiones puede parecer complicada. Complicada en el sentido de que se hace uso de algunas palabras que utilizamos cotidianamente pero con un significado distinto al habitual y, por otro lado, emplea palabras poco usuales y, por ende, desconcidas, para hablar de cuestiones específicas de todo lo relacionado con el vino y su proceso. Por ambos motivos me dispongo a  continuación a dejaros parte del vocabulario general de la enología, el cual dada su amplitud iré dando a conocer en diferentes semanas. Debo de aclarar que el citado vocabulario solamente profundiza en una selección de palabras que a mi entender son las de más uso, omitiendo una inmensa mayoría, ya que de lo contrario se nos podría hacer eterno definir cada una de ellas. Espero que sea de vuestro interés.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Viñedos en la región de Chianti.

Posiblemente, una gran mayoría de los lectores conocen la Toscana  por el mundo del cine y la televisión, o también por la gran cantidad de monumentos que esta región situada en el centro de Italia reúne. Quiero con el presente artículo acercar un poco al lector a que conozca esta zona, no solo por su geografía y su arte, sino también por su apreciado vino toscano.

La Toscana es una región italiana que cuenta con una superficie de 22.993 kilómetros cuadrados y una población de más de 3.700.000 habitantes. Su capital regional es Florencia. Dentro de ella existen subdivisiones administrativas como son Arezzo, Florencia, Grosseto, Livorno, Lucca, Massa-Carrara, Pisa, Pistoia, Prato y Siena.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Siempre se debe de disponer de un excelente criterio a la hora de preparar y desarrollar un tipo de servicio en un establecimiento, estos pueden variar según el acontecimiento que se vaya a celebrar, aunque en ocasiones se pone en práctica la combinación de varios tipos y de esa manera cubrir las necesidades del restaurante o el deseo del cliente.

Existen cuatro tipos de servicios que a continuación iré detallando:

Acerca del autor

Autor: José J. González

Bienvenidos a mi blog sobre enología y hostelería. Llevo 23 años desarrollando la profesión de hostelería y me gustaría que este blog fuese un punto de encuentro para los lectores del Valle de Elda y de cualquier persona que quiera seguirnos. Para cualquier sugerencia podéis escribir al correo electrónico de esta redacción.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir