SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 300
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Un miércoles 6 de diciembre de 1978 se celebró en toda España el referéndum por el cual se sometía a la aprobación del pueblo español el proyecto de Constitución democrática aprobada por la Cortes generales el 31 de octubre de 1978.

En Elda, la jornada electoral transcurrió tranquilamente, registrándose una afluencia masiva a los colegios electores dispuestos al efecto. La participación alcanzó el 69,98% del censo electoral, habiéndose emitido un total de 24.520 votos sobre los 35.037 eldenses mayores de edad con derecho a voto.

La Constitución Española fue ratificada por una mayoría absoluta, con un total de 22.876 eldenses a favor del SI, que supusieron el 93,29 % del voto emitido y el 65,29% del censo electoral; frente a los 902 votos que introdujeron la papeleta del NO (2,57% del censo total). Amplio respaldo eldense a la Constitución Española, promovido por la mayor parte de los partidos políticos y centrales sindicales mayoritarias con representación y presencia en Elda.

Hoy, hace 39 años, y tras otros 39 años de dictadura, el pueblo español se dotó a si mismo de la norma suprema del ordenamiento jurídico, a la que quedan sujetos tanto los poderes públicos como los ciudadanos de España. Tras su promulgación y entrada en vigor el 29 de diciembre de 1978, España se definió así mismo como un Estado social y democrático de derecho que propugna como valores superiores del ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político, tal y como proclama el artículo primero de la Constitución. En él también se afianza el principio de soberanía nacional, que reside en el pueblo, ​ y se establece la monarquía parlamentaria como forma de gobierno.

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir