SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 854
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El maestro Ramón Gorgé al frente de la Banda “Santa Cecilia” en el jardín del Casino Eldense, en 1908

Hace 92 años Elda perdía a uno de sus hijos mas ilustres. Un martes, 1 de septiembre de 1925, cerraba sus ojos el músico, maestro y director de la banda “Santa Cecilia” D. Ramón Gorgé. Vinculado y asentado en Elda desde finales del siglo XIX, el maestro Ramón Gorgé (1853-1925) fue una figura trascendental en el panorama cultural y musical de la Elda de entre siglos.

Fue maestro de Capilla de la Colegiata de San Nicolás de Alicante a partir de 1880, donde realizo una gran labor como director del coro.

Al frente de la Banda Santa Cecilia consiguió el primer premio en el certamen musical celebrado en Alicante en 1900, compitiendo con las bandas de música de Novelda, Muchamiel, Cehegín y Bocairente. Según relatan las crónicas, la banda de Elda entró en la plaza de toros, lugar donde se celebraba el certamen, entre atronadores aplausos del público asistente, ejecutando el pasodoble de la zarzuela “La alegría de la huerta”, del maestro Chueca, estrenada en Madrid solamente cinco días antes. Aquel épico triunfo de la banda eldense le valió el reconocimiento social de por vida entre sus paisanos de adopción, situando a la banda eldense entre las mejores de la región.

En su casa de la plaza Sagasta y arropado por hija Milagritos Gorgé, el 1 de septiembre de 1925 fallecía el maestro Gorgé. Fue enterrado en el cementerio de Elda, siendo su féretro cubierto por la bandera blanca y azul que ganó a primeros del siglo para la banda de su dirección.

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir