SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 658
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Los flanes son unos de los postres preferidos en mi casa. Podéis encontrar multitud de recetas diferentes de flanes y de un sin fin de sabores. Yo he optado por compartir hoy este delicioso flan de café porque sin duda es uno de los que más nos gusta, tiene una textura suave y cremosa y con un maravilloso sabor a café que seguro os seducirá.

Podéis utilizar café con cafeína o descafeinado, eso dependerá de cada uno.

Ingredientes:

  • 4 huevos.
  • 1 lata de leche condensada (la que yo he utilizado es de 370 grs.).
  • 350 ml. de leche (aproximadamente).
  • 2 tazas de café (en mi caso descafeinado).
  • Caramelo líquido.

Elaboración:

Pon el caramelo líquido en los moldes e inclínalo ligeramente mientras lo giras para que se reparta por todo el fondo.

En un bol echa los huevos y bátelos.

Incorpora la leche condensada y sigue batiendo.

En el mismo bote vacío de la leche condensada echa la leche (te servirá de medida). Incorpórala mientras sigues batiendo.

Por último agrega las dos tazas de café y remueve.

Reparte en los moldes y mete en el horno al baño maría durante 40 minutos previamente calentado a 170º con calor arriba y abajo, (para saber si están cuajados pincha con una brocheta, si sale limpia están listos).

Anotaciones:

Cuando los saquemos del horno, mejor dejarlos a temperatura ambiente hasta que se hayan enfriado, antes de meterlos en la nevera.

Cuando los vayamos a introducir en la nevera, será conveniente taparlos con un papel film para que no se resequen. 

Desmolda y sirve como más te guste, solo, acompañado de nata o de una bola de helado, seguro que disfrutas con cada cucharada. 

¡Buen provecho!

También puedes visitar mi web personal:

riconoricote.com

 

Guardar

Guardar

Guardar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autora: Mª Carmen Azorín Ricote

He sido administrativa en el sector gráfico y actualmente soy propietaria del gastroblog Rico, no, ¡Ricote! Me apasiona la cocina tradicional, al igual que me fascina la cocina más evolucionada y moderna, pero siempre buscando como fin la sencillez y el buen gusto. Con este blog me gustaría transmitiros y contagiaros la pasión por este mundo tan ilimitado como es la cocina.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir