SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 531
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

En la Grecia antigua las pieles se curtían con alumbre, para obtener la flexibilidad necesaria para realizar objetos de piel, se trataban con grasa de cerdo o con aceite. Se usaban extractos vegetales tales como: coníferas, raíces y frutas de acacia y corteza de roble, por medio del tanino, con procesos muy similares a la curtición vegetal actual . Existían los curtidores que no gozaban de buena reputación debido a la insalubridad del oficio y el desprendimiento de malos olores, sin embargo muchos griegos zapateros, curtían también sus propias pieles (Ese desprecio por la profesión de curtidor era una constante, a lo largo del tiempo, en muchas civilizaciones y culturas. En España se puso fin gracias a la Real Cédula de Carlos III).

 

En Grecia el calzado más común entre los hombres era unas abarcas de piel de buey ajustado al tobillo mediante cuerdas entrelazadas, pero en las clases sociales más elevadas se usaban sandalias incluso con adornos y también, el borceguí y la bota.
Las mujeres usaban una especie de zapatilla que cubría solo los dedos y la parte anterior del pie, las sandalias griegas correspondían a la solea romana, que usaban los hombres y mujeres en sus hogares como los calceus, que cubrían todo el pie.

Sandalia griega Nínfides. Museo del Calzado | Reproducción.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: José María Amat

José María Amat Amer, es un apasionado del calzado. Como ingeniero técnico, el destino lo encaminó hacia la industria de su ciudad. Como profesor de Tecnología del Calzado, llego a conocer investigando, la industria del calzado. Publicando algunos libros sobre tecnología, artesanía y desarrollo social; siempre con el calzado como única premisa. El Museo del Calzado fue una de las realizaciones que le llevó a pasar de técnico a un apasionado del zapato. Con la mejor de las intenciones, y siempre con la pretensión de prestigiar la industria y el calzado de la ciudad de Elda, colabora en este blog para crear más amigos con inquietudes similares.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir