SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 765
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Oficinas de CEPEX ubicadas en el novedoso edificio proyectado por los arquitectos eldenses David y Valero

 

Se le llamó Feria móvil del calzado, también Feria entre Ferias, pero lo cierto es que CEPEX nació en 1967 como un instrumento al servicio de la promoción del calzado fuera de nuestras fronteras. En una primera fase cubriría diez países de Europa, Asia y América, con la posibilidad de penetrar en otros de los llamados del telón de acero, que correspondían a las inexpugnables repúblicas socialistas de la Unión Soviética, que al amparo de Rusia formaban un círculo económico, social y político prácticamente infranqueable para el comercio libre.

La presencia de este nuevo ente jurídico llamado CEPEX consistía en una premeditada acción comercial muy activa que venía a sustituir esa otra llamada RECALEX, creada en 1965,  que difundía, a través de ferias del sector, los muestrarios de empresas adheridas por medio de vendedores profesionales que trabajaban a comisión.

Stand de una muestra de RECALEX en una exposición

En 1967 la industria del calzado consiguió el mayor superávit de la balanza comercial del país, apuntando como principal causante de tan extraordinaria cota alcanzada, la labor desarrollada en el seno de la FICIA y naturalmente con la ayuda de CEPEX como centro de promoción en el exterior del recinto ferial. La noticia de nuestra balanza comercial obedecía, como motor y fuera de toda duda, a la puesta en marcha de FICIA y el desarrollo tecnológico de las industrias del calzado en nuestro país en el los diez años siguientes a su creación.

Exposición agrupada de fabricantes que promocionaban sus zapatos a través de a CEPEX

El mismo año de aparición, 1965, CEPEX presentó sus modelos en la feria de Nueva York consiguiendo dos millones de dólares en ventas. Pero eso no sería más que el principio: en 1971 se expondrían, de la mano de CEPEX, 700 modelos en la feria de Londres con el resultado de 45 mil pares vendidos; en Copenhague con 600 modelos presentados y 34 mil pares de ventas; en Chicago fueron 1.500 modelos y 37 mil pares conseguidos. Aunque los fabricantes integrados en CEPEX procedían de las zonas zapateras de España, la mayoría estaban ubicadas en la ciudad de Elda. Tal era la solvencia del trabajo de CEPEX que el Banco de Bilbao concedió un crédito a este centro exportador de 150 millones de pesetas para financiar a las empresas que estaban asociadas.

Ante los éxitos obtenidos y el prestigio alcanzado, el comité ejecutivo de FICIA, en 1968, presentó una maqueta del nuevo edifico para ubicar CEPEX que constaría de dos plantas y estaba diseñado por los arquitectos eldenses José Luis Valero y David Rico (ese edificio ocupanba la superficie en la que hoy se instala el Museo del Calzado tras derribar el original edifico construido).

Maqueta del edificio de hormigón construido en el recinto ferial para albergar las instalaciones de CEPEX

CEPEX siguió cosechando éxitos hasta que empezaron a tener problemas con el precio "alto" del calzado español (la Feria de Nueva York de 1974 fue un fracaso en ventas). La anexión del recinto que ocupaba en FICIA, compartiéndolo con INESCOP, mermó protagonismo e imagen corporativa y la propia descomposición de la Institución Ferial con las guerras FICIA - FICE, acabaron también con esta institución que, nacida en el seno y al amparo de la Institución Ferial (FICIA), dio mucha vida comercial al sector zapatero procurando miles de zapatos para las industrias asociadas.

   

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: José María Amat

José María Amat Amer, es un apasionado del calzado. Como ingeniero técnico, el destino lo encaminó hacia la industria de su ciudad. Como profesor de Tecnología del Calzado, llego a conocer investigando, la industria del calzado. Publicando algunos libros sobre tecnología, artesanía y desarrollo social; siempre con el calzado como única premisa. El Museo del Calzado fue una de las realizaciones que le llevó a pasar de técnico a un apasionado del zapato. Con la mejor de las intenciones, y siempre con la pretensión de prestigiar la industria y el calzado de la ciudad de Elda, colabora en este blog para crear más amigos con inquietudes similares.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir