SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1473
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Son de casi todos conocidos los indicadores que marcaron los momentos más álgidos de la industria zapatera tras las primeras ferias del calzado, pero una cosa es saber lo que se dice y otra muy distinta reflexionar con datos en la mano.

Desde aquel 1960 en que Elda puso en marcha su primera Feria Nacional hasta la primera crisis que surgió en la década de los 70, las estadísticas se dispararon de forma extraordinaria en favor de la industria del calzado y, especialmente, en beneficio de la ciudad que acogía las ferias y la que tenía la mayor cota de producción y de desarrollo en la fabricación de calzado de piel, esa ciudad no era otra que Elda.

Gracias a la meritoria labor y el estudio de José María Bernabé Maestre, catedrático de Análisis de Geografía Regional en la Facultad de Filosofía y Letras de Valencia, hoy podemos contar con la máxima precisión, aspectos de nuestro pasado industrial que, cuando se comparen con los actuales y futuros, nos darán una auténtica dimensión del proceso de ascenso y desarrollo del sector zapatero en España, pero especialmente en la provincia de Alicante y de Elda de forma particular.

Aunque nuestras cifras siempre han ido muy por detrás de las que arrojaban países de nuestra competencia tales como Italia, Reino Unido o Alemania, entre otros, los datos de la evolución de nuestros calzados fueron espectaculares en aquella primera década.

Como ejemplo valga decir que la inversión en la industria del calzado en la provincia de Alicante, pasó de casi 24 de millones de pesetas en 1966 a 260,4 en 1970. Se invirtieron casi 300 millones de pesetas en esos años en nuevas industrias, registrándose más de 531 millones de pesetas de inversión en ampliaciones de las ya existentes, lo que suponía un incremento del 86% en seis años. En ese periodo ya Elche empezó a despuntar acaparando casi el 62% de la inversión total. Sin embargo, Elda contaba todavía con las empresas que generaban más empleo, con una media de 95 trabajadores en las empresas de nueva creación, frente a los 48,5 que daba Elche en el año 1970.

En la producción de calzado de cuero pasamos de 13,1 millones de pares en 1957 en toda España, a 63 millones en 1970. Y en el empleo, en solo cinco años, desde 1965 a 1971 sólo en nuestra comarca se crearon más de 2.000 puestos de trabajo.

El análisis de estos datos nos indican el fuerte crecimiento de la industria del calzado producida por la puesta en marcha de la FICIA.

* BERNABÉ MAESTRE. J.M. "La industria del calzado en el Valle del Vinalopó". 1976

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: José María Amat

José María Amat Amer, es un apasionado del calzado. Como ingeniero técnico, el destino lo encaminó hacia la industria de su ciudad. Como profesor de Tecnología del Calzado, llego a conocer investigando, la industria del calzado. Publicando algunos libros sobre tecnología, artesanía y desarrollo social; siempre con el calzado como única premisa. El Museo del Calzado fue una de las realizaciones que le llevó a pasar de técnico a un apasionado del zapato. Con la mejor de las intenciones, y siempre con la pretensión de prestigiar la industria y el calzado de la ciudad de Elda, colabora en este blog para crear más amigos con inquietudes similares.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir