SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Calzado

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
SICEP, una cooperativa modélica creada en el año 1936

El libro Industria del Calzado Eldense. Tres momentos clave describe las tres fases que transformaron la forma de vivir de los eldenses. Pero esos tres acontecimientos que se produjeron en periodos de tiempo muy distintos y distantes entre sí, no sólo afectaron beneficiosamente  a los ciudadanos de Eda, sino que macaron momentos de esplendor para toda la economía del sector zapatero en el conjunto del país.

¿A qué tres momentos nos estamos refiriendo?

En primer lugar al nacimiento mismo de la potente industria del calzado en una población mayoritariamente agrícola y sin apenas recursos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

En los últimos años he escrito varios artículos relacionados con la industria y con las ferias del calzado en Elda. Pero algunos comentarios con jóvenes que viven en nuestra ciudad, me hizo caer en la cuenta que con el paso de los años, los mayores logros, los mejores acontecimientos y las etapas más notables de la vida de la ciudad, llegan a olvidarse por completo y, en algunos, los más jóvenes, les resulta totalmente desconocidos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Una de las vitrinas instaladas en el certamen de calzado en las Escuelas Nuevas

Todos los eldenses conocen quién fue el primer secretario general de las Ferias del Calzado en Elda, Roque Calpena, así como su trayectoria al frente de la institución; también hemos hablado muchas veces de ese otro industrial Óscar Santos que machaconamente escribía y escribía sobre la necesidad de una feria en Elda. El Ayuntamiento de la ciudad con su alcalde al frente, Antonio Porta Vera, pusieron en marcha el primer impulso que culminaría con la creación de la FICIA y el desarrollo económico del sector zapatero, todo ello desde la Concejalía de Fiestas de la que Calpena era titular. Pero Roque no estaba solo, otros ilustres eldenses también aportaron su esfuerzo. He dicho siempre que nadie es capaz de hacer nada en solitario y que todos necesitamos de todos para hacer una gran obra, pues bien, una de las personas que pasaron casi desapercibidas fue José Rodríguez Espinosa que no era fabricante de calzado, era propietario de un modesto taller de tacones y plataformas de madera. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
La sobria belleza del zapato que caracteriza el arte eldense

No descubrimos nada nuevo cuando hablamos de la capacidad creadora de los habitantes de esta ciudad, que desde el siglo XIX ha estado imbuida de ideas en pro del arte a través de la creatividad de sus zapatos. Sin embargo, al recrearnos en los múltiples escritos con los que nuestros ancestros fueron cantando las cualidades de un pueblo volcado al arte sutorio, no podemos por menos que sentir de nuevo el aguijón con el que se nos inoculaba esa íntima satisfacción, por las motivaciones que hacían de Elda una ciudad diferente y digna de los mayores elogios para honra de sus habitantes.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Niños trabajando en antiguas fábricas de calzado

El abundante trabajo que se generaba alrededor del calzado tuvo un efecto llamada en muchas poblaciones de nuestro entorno e incluso en otras mucho más alejadas. Familias enteras dejaban sus lugares de origen y se trasladaba a Elda en busca de mejores oportunidades. Sin embargo, todo este benefactor impulso de las pequeñas economías domésticas tuvo también un efecto negativo en una España que trataba de salir de la pobreza casi generalizada

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Barrio de la Huerta Nueva con modernas construcciones industriales invadiendo los terrenos de labor. Año 1950

La ciudad de Elda en los años 30 del siglo pasado ya estaba totalmente consolidada como una puntera población zapatera. Las más importantes industrias de la provincia estaban instaladas en Elda, y nuestra ciudad surgía como una claro referente de riqueza y trabajo. 

Destacamos hoy unos escritos de la época publicados en El Cronista, con motivo de un homenaje a la figura de Castelar en septiembre de 1932:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El prestigio nos avala

Hace escasamente cuatro meses cuando en estas mismas páginas se sugirió la idea de crear una exposición de zapatos de Elda desde nuestra ciudad, lo que llamamos "Una Feria de Calzado Eldense", no era más que una quimera, pues aunque muchas personas anhelaban los logros de  tiempos pasados, no dejaba de estar muy lejos hacerla realidad a corto plazo.

La idea cuajó especialmente en jóvenes de los municipios de Elda y Petrer que comprendieron de forma inmediata que la situación actual no es buena, que los cauces de comercialización y venta de calzados no llegan a los más pequeños, con menos recursos, y que de esta forma es muy difícil crecer.

Se creó un grupo en las redes sociales y pronto alcanzó más de 4.000 seguidores, pero eso no era lo importante, lo que se traslucía a través de los comentarios en la red, era que existía una gran frustración por lo que Elda llegó a significar en el mundo del calzado y la cada vez menos presencia en los foros nacionales e internacionales

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Tratando de buscar una forma alternativa que permita a las poblaciones de nuestro valle salir de la situación adversa en la que las encuestas de población nos sitúan, no puedo por menos que sentirme optimista si aunamos todos las fuerzas en una misma dirección.

Elda suma en el tercer trimestre del año 7.308 parados, lo que supone el 35,21% de la población; Petrer 5.069 personas en paro con un porcentaje del 39,25%. Pero además las rentas de los hogares son las más bajas de España. En el caso de Elda estamos en el puesto 91 de ciudades medias de una lista con un total de 102. Por si eso fuera poco, las viviendas usadas en España alcanzan sus precios más bajos en la ciudad de Elda (la última) seguido de Almendralejos en Badajoz y Tomelloso en Ciudad Real.  

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El pasado martes día 20 de octubre, con motivo de la apertura del curso de la UNED en Elda, el diseñador Stuart Weitzman  impartió la lección inaugural en el salón de actos del Centro Cívico en la Plaza de la FICIA y junto al Museo del Calzado. Un lugar emblemático para recordar la trayectoria de este diseñador que un día puso sus ojos en Elda y Petrer y desde nuestros dos pueblos, lanzó al mundo su producción de zapatos de alta gama que le llevó a ser considerado como "el diseñador de las estrellas", en clara alusión a las estrellas de  Hollywood.  

Durante su amena conferencia nos fue describiendo la trayectoria de un triunfador y los logros alcanzados. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Parte del retablo de la catedral de Manresa en la que se representa un pasaje de la curación de Aniano. (Arnau Bassa 1346)

De vez en cuando viene bien conocer algún pasaje de los muchos que hay en el mundo y que tiene como protagonistas a zapateros y zapatos.

Nos referimos en esta ocasión al milagro de San Marcos que sucedió en el siglo I en Alejandría (Egipto).

Marcos, además de evangelista, fue fundador de la iglesia de Alejandría y primer obispo. Aunque no fue discípulo de Cristo si lo fue de Pedro, quien lo consideraba como "hijo espiritual" según la iglesia Copta.

Acerca del autor

Autor: José María Amat

José María Amat Amer, es un apasionado del calzado. Como ingeniero técnico, el destino lo encaminó hacia la industria de su ciudad. Como profesor de Tecnología del Calzado, llego a conocer investigando, la industria del calzado. Publicando algunos libros sobre tecnología, artesanía y desarrollo social; siempre con el calzado como única premisa. El Museo del Calzado fue una de las realizaciones que le llevó a pasar de técnico a un apasionado del zapato. Con la mejor de las intenciones, y siempre con la pretensión de prestigiar la industria y el calzado de la ciudad de Elda, colabora en este blog para crear más amigos con inquietudes similares.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir