SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Blogs

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Imagen de archivo de la piscina El Lido | CEFIRE.

El crecimiento demográfico de la ciudad de Elda, que en 1931 ya había alcanzado los 13.445 habitantes, conllevó también el surgimiento de espacios para la diversión y el esparcimiento, en especial durante el verano para mitigar las calores estivales. A los baños del Sapo, situado en la rambla homónima junto a la estación del ferrocarril, y a los baños de la Alfaguara, junto al puente de la Estación, se vino a sumar el “Balneario del Lido”.

Hoy hace 86 años, un 16 de julio de 1931, se inauguraba la piscina “Balneario Lido”. Construida donde actualmente se levanta la antigua fábrica de Kurhapies, con sus 50 metros de longitud por 18 metros de ancho y 1,60 metros de profundidad, durante tres décadas, hasta 1967 cuando fue demolido, el Lido, como fue conocido popularmente, fue un lugar concurrido por la población más joven y deportista. Frente a los anteriores lugares de baño, que no eran más que balsas de almacenamiento de agua para el riego agrícola, el Lido, aún sin dejar de ser lo mismo, estaba dotado de una mínima infraestructura deportiva con dos trampolines para la ejecución de saltos de palanca (5 metros de altura) y de trampolín; así como 50 casetas individuales provistas de bancos, perchas y espejos para poder cambiarse y guardar la ropa durante el baño.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Panorámica del edificio del Museo del calzado de Elda.

En los últimos dos años no hay personalidad que visite Elda que no hable de las intenciones de ayudar al Museo del Calzado como exponente de la industria más representativa de la provincia de Alicante. Si repasamos la hemerotecas de los diarios de información provincial y nuestro semanario Valle de Elda, observaremos que a peticiones del presidente del patronato de la Fundación Museo del Calzado y alcalde de Elda todos prometen ayudas inmediatas. Primero fue el presidente del Generalitat, más tarde el conseller de Economía, después el rector de la Universidad de Alicante  y esta misma semana el conseller de Educación y Cultura. Pero tenemos que afrontar la realidad y esta no es otra que las promesas solo duran lo que dura la visita de quienes las prometen. Nuestro museo, que se supone es el "buque insignia" del sector zapatero. Que no recibe ni un solo euro de los empresarios del calzado, ni de las asociaciones que representan al sector zapatero. Continúa estando en la UVI sin que nadie atienda las desesperadas llamadas de auxilio.

El Museo del Calzado con su presencia en la vida cultural de las ciudades zapateras, representando su pasado y tratando de marcar un camino de futuro basado en las colecciones de otras épocas, las memorias de sus industrias y su esplendoroso pasado, da la impresión de ser una institución que nadie escucha y que casi se le hace un favor al permitírsele hablar de moda, diseño, calidad...

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Vista aérea de la plaza de toros de Elda y barrios colindantes (1963)

El domingo 14 de julio de 1946, hoy hace 71 años, se inauguraba la plaza de toros. Construida por el empresario Eustaquio Cantó Amat con la finalidad de dotar de un espacio en condiciones para el desarrollo de los espectáculos taurinos. El emplazamiento elegido fue una zona sin edificar, a las afueras de la población, que en escasa una década se poblaría de calles, casas y edificios. Para la construcción se utilizó piedra de las canteras de Bolón, cedida por Francisco Beltrán, como propietario de las mismas. Empezada a construir en 1944, tras año y medio de obra y con una inversión económica estimada en unas 600.000 pesetas, la plaza, aún sin haberla finalizado, tuvo que ser inaugurada.

Con gran expectación de público, para el cartel inaugural del coso eldense se contó con la participación de los novilleros Paquito Bru, de Madrid, y Sergio del Castillo, de Sevilla, que, por entonces, contaban con bastante renombre entre la afición taurina.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

No hace falta que llegue el verano para que en mi local de restauración se sirvan decenas de raciones de ensaladilla rusa, ese exquisito manjar que todos dicen saber preparar pero al que muy pocos logran cogerle el punto. Es lógico que numerosos comensales nos pregunten nuestra forma de preparación para lograr tamaña exquisitez, no es mi caso negarles la receta. Existen otros profesionales a quienes no les hace ninguna gracia tener que darla y explicar su método de preparación, cosa totalmente comprensible, creándose una situación un tanto violenta si se niega a dársela al cliente porque entre otras cosas les puede originar la pérdida de uno o varios usuarios, aunque hemos de reconocer que se encuentra en su derecho a no darla.

Pero la gran pregunta que muchos me hacen es el motivo por el cual se llama ensaladilla rusa, ¿en realidad es un plato que proviene de ese país?

Cuando surgió esa pregunta la primera vez pensé que se trataba de una broma por parte del cliente, pero con el paso del tiempo he observado que existe un desconocimiento general sobre sus orígenes. Ante esta peculiar situación he querido hacer un hueco en el presente blog,  dando a conocer unos conocimientos mínimos sobre la historia de este plato que casi siempre nos acompaña en la mesa y del que desconocemos todo el resto, salvo sus ingredientes para la preparación.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Hoy hace 78 años, Manuel Bellot Orgilés, alcalde de Elda entre agosto de 1936 y mediados de 1938, tras ser detenido, encausado y condenado, fue fusilado en Alicante.

Manuel Bellot Orgilés, nacido en el seno de una familia eldense en 1902, conocido popularmente como “el Mona”, y formado en las directrices de la Escuela Racionalista, desde pronto se caracterizó por la búsqueda de la justicia social. Activo militante anarcosindicalista, su preparación le llevó a ser representante de las agrupaciones de Elda y Monóvar en diversas conferencias y congresos de la CNT.

Tras el estallido de la Guerra Civil, el 26 de agosto de 1936 es elegido alcalde de Elda, o en la terminología de la época Presidente del Comité Municipal. Como muy bien señala Juan Vera en su excelente y esclarecedora semblanza biográfica “Manuel Bellot Orgilés. Noticias de una alcalde silenciado” (Alborada, 2002), como máximo responsable municipal fue presionado, bajo la amenaza de ser acusado y fusilado, por los elementos más extremistas y violentos para que firmara, contra su voluntad, la demolición de la iglesia parroquial de Santa Ana.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Un 9 de julio de 1756, hace 261 años, una plaga de langosta, procedente de las tierras de la comarca de Yecla-Jumilla, se cernió fatídicamente sobre todos los pueblos de las comarcas del Medio y Alto Vinalopó.

La langosta es considerada, junto con las ranas, piojos, moscas, úlceras, muerte de los primogénitos y otras, una de las plagas bíblicas con las que Dios castigó a Egipto por no dejar marchar al pueblo hebreo a la Tierra Prometida. En el imaginario popular de nuestros antepasados fue una de las calamidades más temidas, no por la aprensión a este insecto conocido popularmente como saltamontes, sino por la voracidad y el gran tamaño que alcanzan durante su proceso expansivo, arrasando hectáreas de campos de cultivo enteros, sembrando el hambre entre la población.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Vista de la Sala 1 del Museo del Calzado. La Maquinaria.

A poco que indaguemos a través de las redes sociales veremos que la mayor parte de los museos importantes en Europa y en España especialmente, cuentan con la labor encomiable de voluntariado llevado a cabo por expertos o simplemente por personas de buena voluntad, que desean colaborar con una obra necesaria para la comunidad en la que viven o para la cultura en general. Pero además de los museos importantes también encontramos una labor de voluntariado en otros de carácter regional o incluso local.

El trabajo con los voluntarios es un proceso que es beneficioso tanto para el museo como para los propios voluntarios.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Finaliza el curso y este mes de julio que en el imaginario colectivo suele percibirse, a menudo injustificadamente, como vacacional en lo que se refiere a la actividad educativa se suceden novedades en lo que a nuestro Centro de Formación, Innovación y Recursos Educativos atañe.

Por un lado, el relevo de personas. Compañeros y compañeras se incorporarán a esta interesante tarea para relevarnos a otros y otras que volveremos a nuestros centros de origen.

Por otro, la publicación de dos trabajos impulsados desde el CEFIRE, con lo que se continúa una tradición ya asentada en la producción de materiales educativos de interés para el profesorado y la comunidad escolar. Uno de ellos, Emociones en Secundaria AEMO. Programa de alfabetización y de gestión emocional, presenta una original propuesta en un campo de tanta actualidad como el de la educación emocional. El segundo, Metodología y evaluación de lenguas, protagonista de esta entrada, atiende a  aspectos como la enseñanza de lenguas y su evaluación.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Cargos falleros 2017 de Huerta Nueva junto a las Falleras Mayores de Elda y Damas de Honor Infantiles | Ezequiel Deltell

El pasado viernes, la Falla Huerta Nueva realizó su acto de presentación de cargos falleros 2017 en el parque ubicado en el mismo barrio. Una velada muy esperada por todo el público asistente ya que con el paso del tiempo dicha comisión fallera es la encargada de cerrar el ciclo de presentaciones de cargos falleros de las Fallas de Elda.
El acto contó con una representación teatral titulada “El Libro de nuestra Historia”, basada en un diálogo entre una profesora y sus alumnas, componentes de la falla, quienes conversaban sobre la propia fiesta de Fallas enmarcada en una actividad divulgativa de la misma.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
SS. Pio IX (1846-1878)

Numerosos fueron los privilegios eclesiásticos de los que gozó en el pasado la iglesia parroquial de Santa Ana. 489 años de historia permitieron acumular privilegios e indulgencias para los eldenses, muchas de las cuales fueron abolidas por la constitución apostólica Indulgentarum Doctrina de fecha 1 de enero de 1967.

Hoy se cumplen 150 años de uno de estos privilegios. Un 7 de julio de 1867, Su Santidad el Papa Pío IX dictó un rescripto pontificio mediante el cual procedió a agregar la capilla de Nª Sra. la Virgen de la Salud de la iglesia parroquial de la villa de Elda a la Basílica de Santa María la Mayor, de Roma, una de las cuatro basílicas mayores y una de las cinco basílicas papales del orbe cristiano. Iglesia que, además, se constituye en la más grande de la dedicadas en Roma a la Virgen María y que mantiene un especial vínculo con España, dado que desde 1647 los reyes de España han sido considerados protocanónigos honorarios del cabildo de la basílica.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Hace 107 años, Elda despertaba conmocionada por los asesinatos de dos mujeres en el edifico del antiguo convento franciscano. Por aquel entonces la dirección del establecimiento psiquiátrico, dependiente de la Diputación Provincial de Alicante, estaba al cargo de Emilio Poveda, quien contaba entre su equipo con Antonio Agrasot, como médico titular; Vicente Cerdán, como practicante; y Francisco Torró Amorós, como capellán.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cuarenta y cinco años después de que los Jardines de Castelar acogiesen el Primer Festival de Ópera de Elda, el bel canto vuelve a las noches veraniegas, esta vez por medio de la tecnología moderna.

La Asociación de Ópera y Conciertos, ADOC y el Ayuntamiento eldense, brindan al público dos representaciones al aire libre, acogiéndose a la oferta lanzada por los teatros Real de Madrid y Liceu de Barcelona.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Tres libros clásicos reeditados que se pueden disfrutar este verano.

La entrada del verano siempre nos trae el final de un curso y esa doble necesidad de reflexionar y disfrutar. Reflexionar sobre todo lo realizado durante la temporada, qué cosas mantener, cuáles cambiar e ilusionarnos con actividades nuevas y renovadas expectativas. Y, desde luego, disfrutar del merecido descanso, del encuentro con lo que hemos demorado entre tantas ocupaciones y tanto estrés con los que convivimos. Para compensar ese tiempo que no hemos podido dedicar a nuestros escritores y libros preferidos, el verano -antídoto natural contra prisas y atropellos- es tiempo propicio para el reencuentro y los resarcimientos. Leer, alejado de todo ajetreo, también solaza y restituye.

Es momento adecuado para leer o retomar a esos autores cuya conmemoración está tan presente este año: el centenario de Gloria Fuertes y Juan Rulfo, cuyas obras van ganando enteros con la perspectiva de los años; el 75 aniversario de la muerte de Miguel Hernández con alguna reedición crítica de sus poemas o la revisión y ampliación de su biografía por el alicantino José Luís Ferris. Momento oportuno también para retomar Cien años de soledad, de García Márquez o Tres tristes tigres de Cabrera Infante, cumplidos los cincuenta años de ambas publicaciones. Sin pasar por alto, cuando se cumplen doscientos años de su nacimiento, tres libros -entre muchos otros- de y sobre Henry David Thoreau publicados en Errata Naturae: su obra maestra Walden, la interesantísima recolección de aforismos en Todo lo bueno es libre y salvaje y  la Biografía de un pensador salvaje escrita por Robert Richardson.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Situada en la Meseta Sur, esta denominación de origen está compuesta por viñedos situados al este de la provincia de Cuenca y el noroeste de la provincia de Toledo.

De la provincia de Cuenca, los municipios que la forman son los siguientes: El Acebrón, Alcázar del Rey, Almendros, Belinchón, Carrascosa del Campo, Fuente de Pedro Naharro, Horcajo de Santiago, Huelves, Huete, Langa, Loranca del Campo, Paredes, Pozorrubio, Rozalén del Monte, Saelices, Tarancón, Torrubia del Campo, Tribaldos, Uclés, Valparaíso de Arriba, Valparaíso de Abajo, Vellisca, Villamayor de Santiago, Villarrubio y Zarza del Tajo. De la provincia de Toledo lo forman los municipios de Cabezamasada, Corral de Almaguer y Santa Cruz de la Zarza.

Posee una extensión de 175.000 hectáreas, aunque solo 1.500 son aptas para dar el vino a esta D.O.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir