SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Blogs

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El miércoles 7 de octubre de 1987 pasadas las 22:30 horas se corría el telón (aquí no podemos decir se alzaba) del Teatro Cervantes para dar inicio al Primer Certamen Nacional de Zarzuela Villa de Petrer, que tendría continuidad durante las cuatro noches siguientes. Y digo pasadas las 22:30 horas porque el retraso con que comenzaba cada representación era considerable.

Se eligió esta fecha para abrir el certamen por coincidir con el día de la patrona de la localidad, la Virgen del Remedio. La zarzuela recogió el guante de los conciertos que, tradicionalmente, se ofrecían, incluso con profusión, durante estas fiestas. Todos los años un orfeón o coro, además de las bandas de música local y otras militares (1*) llenaban de música los días 6 y 7  de octubre y hasta el año 1957 el día 8.

De tal forma el concurso que nacía, ahora hace justo treinta años, se enmarcó dentro de los actos de esta festividad local. No obstante, tras su primera edición las restantes se desarrollaron pasados los días festivos centrales. El de 1988 comenzó el día 12. El de 1989 el 11 y el de 1990 el 10.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

En el artículo anterior dedicado a la vendimia, posiblemente no llegué a profundizar lo suficiente sobre algunos temas en concreto que tenían más importancia de la que realmente le debía dar. Me han llegado numerosas preguntas sobre dudas de otros tantos seguidores del presente blog, pero he observado que todas iban en la misma dirección. Los tipos de vendimias que existen y las diferencias entre ellas.

Ante esta situación, he tomado la decisión de hacer una segunda parte y con ella despejar las dudas que habían quedado al respecto, esperando que sea de total satisfacción el presente artículo.

Los factores que se deben de tener en cuenta en el momento de poner en marcha una vendimia son:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Durante esta semana ha tenido lugar un nuevo encuentro en Petrer correspondiente al proyecto de Erasmus+ (KA2) Rally, en el que toma parte el IES Azorín junto a alumnado de la Gladesmore Community School de Londres (coordinadores) y del College Irene Joliot-Curie de Argenteuil de París. El proyecto se halla en su tercer y último año de desarrollo y no solo implica un trabajo durante las diversas movilidades, como la actual, sino un conjunto de tareas en torno a la enseñanza de lenguas en la vertiente lectora y comunicativa que se realizan a través de videoconferencias periódicas y múltiples vías y plataformas de comunicación. Por si esto fuera poco, involucran a profesorado de los centros implicados, sobre todo en estas áreas.

Sirvan estas líneas como presentación de un proyecto ambicioso, uno de los mejor dotados económicamente de su género en nuestro país y de los que conllevan un mayor número de movilidades de alumnado y profesorado. Sin embargo, a través de esta somera descripción, es complicado transmitir todo lo que conlleva para nuestro alumnado tanto en lo académico como en lo personal.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

¿Quién no ha buscado en Internet información sobre algún síntoma o enfermedad que le afecte o interese?

Pues creo que si somos sinceros, nadie o quizás se salven aquellos que no sepan manejar un ordenador.  Varios son los motivos que nos llevan a consultar, desde que es la enfermedad de mi artista favorito, hasta qué le pasa a mi vecina, pero es lícito que la angustia por resolver el problema rápidamente lleve a las personas a un atajo.

¿Eso es malo? Creo que no, aunque cuando un paciente viene a la consulta para que le confirmes o trates lo que él se ha auto-diagnosticado por su consulta en la red, te hace pensar aquello de ¡Maldito Internet! Lo carga el diablo.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

-EL DINOSAURIO TODAVÍA ESTABA ALLÍ-

Ángel González se movió como nadie entre los límites de los géneros.

Eso era amor

Le comenté: 
-Me entusiasman tus ojos. 
Y ella dijo:  

-¿Te gustan solos o con rimel? 
-Grandes, respondí sin dudar. 
Y también sin dudar me los dejó en un plato y se fue a tientas.

 

¿Quién podría decir que no estamos ante un microrrelato? En este texto confluyen los ingredientes propios del género: narratividad, diálogo, brevedad, un final insólito por imposible o la alusión clara a esa pregunta en un bar, dicha por el camarero tras pedir un café, de “¿sólo o con leche?”. Sin embargo, esta perspectiva coloquial no le resta fuerza a la idea, vigorosa aunque parodiada, de que el amor es ciego y por él podemos hacer cualquier cosa, hasta darlo todo quedándonos a tientas con nuestra sola confianza en él.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Las Falleras Mayores de Elda rinden pleitesía a las Falleras Mayores de Valencia, y Fallera Mayor de Carlet | Josep V. Zaragoza.

Tras la celebración de los días grandes de las Fallas de Elda y con la llegada del otoño, la agenda de invitaciones a actos de Junta Central de Fallas retoma su actividad. Concretamente, el pasado domingo, 1 de octubre, se celebró en Carlet, localidad valenciana situada en la comarca de la Ribera Alta, el acto homenaje a las Falleras Mayores de la Comunidad Valenciana 2017.

Se trata de uno de los actos más importantes dentro del calendario fallero autonómico al cual acudieron las Falleras Mayores de Elda, Andrea Martínez Villena y Elia Bernabéu Milán, acompañadas por Isabel Villena Pastor, presidenta de Junta Central de Fallas.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 

Con esta primera entrada se inaugura un nuevo blog en Valle de Elda, un blog sobre teatro.

Perdón, creo que no lo escrito como yo quería (me van a tener que perdonar, son los nervios de la primera vez).

Hoy comenzamos un blog sobre TEATRO.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cuando aquellos pioneros de la fiesta salieron a las calles eldenses en 1944 de la mano de nuestros vecinos festeros de Petrer, Sax y Villena, no podían sospechar que, andando el tiempo, esa incipiente e improvisada manifestación festiva en honor a San Antón iba a ser lo que es en la actualidad. Han transcurrido casi 75 años y en el devenir de su historia, breve pero intensa, la fiesta nacida al calor de la hoguera ha pasado por multitud de vicisitudes hasta llegar a las puertas de la celebración de sus bodas de platino. En los años 40 y 50 del pasado siglo, tras el comienzo oficial de las primeras comparsas en 1945, se produjo una gran explosión festera: a las cinco comparsas primigenias de Cristianos, Estudiantes, Contrabandistas, Marroquíes y Realistas se sumaron otras nuevas como los Piratas, Navarros, Musulmanes, Zíngaros y Marineros. Los festeros ostentando esos trajes oficiales, en su mayor parte emparentados con comparsas vecinas y amigas de otras poblaciones, que dieron realce y secundaron la tradición festera mora y cristiana de nuestras tierras alicantinas, se multiplicaron en cada una de las comparsas alcanzando la fiesta un esplendor sin igual en nuestra ciudad.

Sin embargo, en la década de los sesenta la fiesta tuvo un gran bache que lamentaban algunos de sus fundadores en la prensa local en el año 1965. Sus opiniones sobre el futuro de la fiesta eran bastante pesimistas ya que, decían, la juventud no llegaba a incorporarse a las filas de las comparsas como hubiera sido deseado por quienes ostentaban la dirección y organización de la fiesta. Desparecieron comparsas como los Marineros y Navarros, alguna de ellas dejó de salir un año -los Marroquíes- y la mayoría soportaron una verdadera sangría en el número de sus afiliados. Lo que había nacido con ese espíritu festero tan intenso e ilusionante parecía que se iba diluyendo irremediablemente entre el fragor de una fiesta que ya el pueblo había hecho plenamente suya.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El conde de Elda comunica desde la sala del concejo eldense el decreto de expulsión, a todos los varones de la villa | Dibujo: M.A. Guill Ortega, 2002.

Un 4 de octubre de 1609, hoy hace 408 años, unos 2.200 eldenses aproximadamente, entre hombres, mujeres, niños y ancianos, partieron hacia el exilio obligado. Ninguno de ellos pudo volver nunca a la tierra que les vio nacer, y donde habían nacido sus padres, abuelos y varias generaciones de antepasados.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

-A VISTA DE JÍBARO-

Reunión de escritores del Taller de Literatura Potencial (OULIPO) en 1975. Calvino es el primero de la izquierda.

Antes de entrar en materia, conviene recordar que Italo Calvino perteneció al grupo Oulipo (Taller de Literatura Potencial) junto a otros destacados creadores como Georges Perec, Jacques Roubaud, Harry Mathews o Raymond Queneau, entre otros. Precisamente este último fundó el grupo en 1960 y escribió que la literatura potencial supone la búsqueda de formas y de estructuras nuevas que podrán ser utilizadas por los escritores como mejor les parezca”. La escritura como infinito laboratorio de posibilidades, donde matemática y juego ocuparán un lugar central y donde toda combinación y experimentación formal se ejecutan siempre en aras de una libertad total. Concebidos siempre como auténticos ejercicios de estilo (así tituló Queneau un libro característico) o como ensayos en un laberinto imaginativo y lingüístico interminables.

“La literatura seguirá teniendo una función únicamente si poetas y escritores se proponen empresas que ningún otro osa imaginar. Desde que la ciencia desconfía de las explicaciones generales y de las soluciones que no sean sectoriales y especializadas, el gran desafío de la literatura es poder entretejer los diversos saberes y los diversos códigos en una visión plural, facetada del mundo”.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

No recuerdo una Feria del Calzado en Madrid con menor participación de industriales del calzado eldense que la producida en la pasada MOMAD Shoes. Antaño podíamos ver pabellones de diseñó con el nombre y los zapatos más representativos de las firmas de marca de la ciudad, e incluso otras que pretendían abrirse camino en el complejo mundo de la comercialización. ¿Qué nos ha pasado a los eldenses para dejar de lado nuestra única y más importante feria del calzado en España?

No entiendo cuantas pruebas más debemos de sufrir para comprobar que la promoción de la industria del calzado eldense no funciona. Se da la paradoja que muchos más empresarios acuden a las llamadas de las ferias de Italia o Alemania. Podemos deducir que la presencia de fabricantes eldenses en Madrid no les aporta nada, sin embargo esa es nuestra feria es lo único que nos queda. En los últimos años los dirigentes del sector han ido variando sus políticas para tratar de "enganchar" al sector zapatero en las ferias de Madrid, pero en el caso de Elda lo único que se ha cosechado son fracasos.  No pasa así con otras zonas geográficas: la Rioja, Almansa o Baleares, entre otras, que con menor número de empresas en sus territorios acuden a la feria de MOMAD de forma agrupada y con una presencia notable, con sus marcas a la cabeza, mención aparte merece Elche que acapara el 55% de las empresas de la Comunidad Valenciana presentes en la muestra.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Hoy hace 76 años que se jugó el primer partido oficial de fútbol en el flamante nuevo estadio municipal de deportes de “El Parque”. Un domingo 28 de septiembre de 1941, el Club Deportivo Eldense se enfrentó, en partido del Campeonato Regional de Primera Categoría al Albacete Balompié.

Hacia escasos 2 meses que el Ayuntamiento de Elda había comprado el llamado “Parque de Atracciones”, situado por entonces en las afuera de la población (donde hoy se sitúa el Museo del Calzado, la plaza de la FICIA y el Centro Cívico) por un valor de 108.837 pesetas.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El 1 de septiembre último publicábamos un artículo sobre el momento actual de la zarzuela en España, a consecuencia de lo que ha sido su presencia en los principales festivales de música y emisoras de radio durante el verano. La difusión que ha tenido ha soprepasado todas mis espectativas, al superarse de largo el número de 11.000 visitas. A lo máximo que había llegado en mis artículos anteriores fue a algo más de 2.000.

"La zarzuela toca fondo", ha sido reproducido en portales web especializados en música clásica, ópera y zarzuela, tales como beckmesser.com y zarzuelerías.com. Quizá haya sido esta la causa principal de difusión tan amplia.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

-LOCUS AMOENUS-

Ovidio y Horacio, dos de los referentes para el estudio de los tópicos literarios.

Si tuviésemos que hacer una lista de los temas más reiterados en la historia del cine o de la literatura, y más allá de sus argumentos o las motivaciones que muevan a sus personajes, de uno u otro modo, casi todos acabarían remitiéndonos al amor, la belleza, la vida y su brevedad, el paso del tiempo, la muerte… Al fin y al cabo estas han sido las preocupaciones fundamentales del hombre en todas las épocas. En el caso de la literatura, estos temas recurrentes a lo largo de la historia se denominan tópicos, es decir aquellos “lugares comunes” que conforman una tradición cuyo origen, tal como nos ha llegado, se remonta a la época clásica grecolatina (Anacreonte, Homero, Safo, Horacio, Ovidio, Ausonio, Catulo, etc). Pero, como veremos, la pintura, la música o el cine, incluso los de hoy, no han dejado de nutrirse de estos tópicos. Su pervivencia en el tiempo y su plena vigencia es un claro indicador de su estado más que saludable.

Hablamos pues de una herencia que se ha actualizado en los creadores de todo tiempo y lugar desde entonces. Entre otras cosas porque un escritor es antes que nada un buen lector y resulta improbable no recibir el influjo, consciente o inconscientemente, de estos motivos y temas con raíces ancestrales. ¿Significa esto, en consecuencia, que en la literatura no hay nada nuevo bajo el sol (por cierto, una expresión que en latín se dice Nihil novum sub sole y que en sí misma remite a uno de los tópicos tradicionales que ya aparece en el Eclesiastés)? No exactamente. Que las preocupaciones de los creadores se hayan mantenido en el tiempo y que temas antiquísimos sigan hoy vigentes no anula ni empequeñece el enfoque y el tratamiento apropiados que en cada época ha tenido un mismo tópico ensartado en la tradición.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir